2019-12-16 00:12 FC Barcelona Por: Fede Peris

Pedrerol miente: Los Mossos sí garantizan la seguridad en el clásico

Pedrerol lleva días generando alarma y echando gasolina al fuego en su NODO sobre un tema que los Mossos d´Esquadra tienen absolutamente controlado.



Toni Castejón, el portavoz del sindicato mayoritario de los Mossos, ha dicho hoy en La Sexta, a preguntas de Antonio Ferreras en Al Rojo Vivo, que los Mossos d´Esquadra están perfectamente capacitados para garantizar la seguridad en el clásico, advirtiendo que además recibirán el apoyo de otras fuerzas de seguridad del estado. De esta manera los Mossos hacen un llamamiento a la calma ante la espiral de alarmismo que están creando algunos medios de comunicación sensacionalistas en busca de carroña y morbo.

Mientras en el programa de Ferreras se oye eso, en la misma cadena Josep Pedrerol se preocupa de generar la alarma social necesaria asegurando que los Mossos dicen que no se ven capaces de hacer frente a la situación que se prevé en el Camp Nou. La misma cadena de Planeta ofrece las dos versiones. Uno de los dos miente, y no parece que pueda ser Antonio Ferreras, a quien le respalda una ejemplar hoja de servicios como profesional del periodismo.



Los NODOS de Pedrerol

Josep Pedrerol, el portavoz oficial panfletero de Florentino Pérez, lleva ya días dando la tabarra con sus NODOS Jugones y Chiringuito (¡vaya nombre¡) generando la conveniente alarma social en torno al clásico. No ha sucedido nada, pero en los programas del Grupo Planeta se está incendiando el ambiente como si desearan que pasara algo. Al menos esa es la impresión que dan. Y si no pasa nada, el tema habrá valido la pena para llenar horas de programación con sensacionalismo barato.

En realidad parece que lo que quieren es explotar el filón... por si no pasa nada. Es su especialidad, vivir de ilusiones y sueños antes de que la realidad les estropee la noticia. Y en eso están, sembrando el pánico, que es lo suyo. Sensacionalismo del malo. Pedrerol se pone la venda antes de que se produzca la herida. Los Mossos, la Policía Nacional y la Guardia Civil han demostrado que saben controlar situaciones como la que supuestamente se va a producir el día 18 en el Camp Nou. Pero eso no es noticia para Pedrerol. Le gusta más la versión contraria.

La que lió Javier Tebas aplazando el partido cuando tocaba

Mejor vender que los Mossos se sienten incapaces de garantizar la seguridad. Mejor decir que los Mossos ven difícil que se dispute el partido, aunque ni un sólo representante de los Mossos se haya manifestado en ese sentido. Lo importante es generar merdé. Y si no hay follón, que no sea porque ellos no han colaborado a que lo haya. Son especialistas en llenar horas de programación con algo que no ha sucedido. Son así. 



Seguramente, si el partido se hubiera jugado cuando tocaba, no habría sucedido absolutamente nada, pero la decisión de Javier Tebas (Fuerza Nueva) de aplazar el partido porque se iban a menospreciar símbolos nacionales se ha girado en su contra. Si entonces había riesgo, ahora mucho más, porque suspendiendo el partido han cargado de razones y poder a los que se lo querían cargar y ahora se sienten envalentonados.

Le dan la victoria a Tsunami

Pero lo que no entienden es que para Tsunami la victoria ya está conseguida. Han logrado que los medios de Madrid, de España y del mundo hablen del riesgo de suspensión del clásico y, sobre todo, hablen de por qué se ha llegado a esta situación, que es lo que a ellos les interesa. Este tema no preocupa mucho a Pedrerol, que como siempre se queda en la superficie. Pero en el mundo sí se preguntan que está pasando para llegar a esto. Y ya es suficiente. Luego habrá pancartas, gritos, reclamación de libertades y de independencia. Y ya está. Como siempre. Se han jugado muchos partidos desde la sentencia a los políticos catalanes encarcelados y nunca ha pasado nada.

Pero Pedrerol no está dispuesto a que la verdad le estropee sus grandes titulares: "Los Mossos no saben cómo frenar a los violentos", "el clásico estará marcado por la seguridad", "dispositivos en La Jonquera para evitar el paso de radicales extranjeros por la frontera". Y mucho Bartomeu. Todo lo que calla Pedrerol sobre Florentino, lo babea y escupe con Bartomeu "porque no impide la politización del partido". Y José Luis Sánchez, su colaborador ultranacionalista, dice con los ojos vidriosos que "yo no llevo a mi hijo a ese partido". ¿Será por si el Madrid vuelve a salir con las orejas gachas con otra manita, otra más, otra de las muchas ya?

Ahora piden un clásico a puerta cerrada o en campo neutral

Este José Luis Sánchez es que que calla cuando el madridismo llama 'ratas' a los rivales en un ejemplo de señorío y buena educación. Algo constatable. Y raja sobre algo que no se ha producido dentro del periodismo-ficción que caracteriza a la cadena del Grupo Planeta, que se ha destacado por su sensacionalismo barato y ganas de echar gasolina al fuego. 

Ahora piden que el partido se juegue a puerta cerrada o en campo neutral. Lo piden ellos porque el presidente Pérez no se atreve a decirlo él y envía a sus fieles sirvientes a hacerlo en su lugar. Mariano Rajoy propone enviar a Messi a jugar a Australia. Estos quieren que el clásico se juegue a puerta cerrada. Y aún queda el comodín del árbitro. Hernández Hernández, el mismo que es capaz de no dar como gol un balón de Luis Suárez que entra un metro dentro de la portería, lo que supuso una Liga perdida para el Barça y ganada pra el Real Madrid en uno de los escándalos arbitrales más sonados de la historia. Pero el árbitro es del Barça, claro que sí. La manipulación e intoxicación de los medios madridistas llega a estos extremos. 

Andan muy preocupados porque se pueda leer en alguna pancarta que España se comporta como un estado fascista. No les preocupaba tanto la pancarta del Bernabéu que incitaba a la violencia con aquello de "Mou: tu dedo nos señala el camino". Les preocupa mucho la pancarta que no se ha visto aún. Mucho más que 10.000 personas llamando "rata" a un rival". Eso debió ser muy gracioso, claro que sí.

Dice Pedrerol: "Los Mossos ven difícil que se juegue el clásico". ¡Qué más quisiera él! Han encontrado un filón con el tema. Y todavía queda una semana para seguir inventando y lanzando porquería contra el Barça. El barcelonismo está deseando que se juegue el partido para cerrarles a todos la boca con otra goleada. Otra más. Eso es lo que de verdad les preocupa.

 


Deja tu Comentario