2019-12-17 09:12 Real Madrid Por: Redacción MB

Busquets debe ser sancionado y quedar fuera del clásico

Las críticas de Busquets al estamento arbitral merecen una sanción, especialmente porque es reincidente.



El FC Barcelona se apropia de unos valores de respeto e igualdad que siempre funcionan excepto cuando los resultados no le acompañan. El último caso que ejemplica el falso señorío del Barça ante el resto de equipos y los distintos estamentos del fútbol español tuvo lugar el pasado sábado en el Reale Arena. Los azulgranas, que empataron 2-2 contra la Real, mostraron su queja formal a la RFEF por un penalti que acertadamente no señala el colegiado Alberola Rojas de Llorente a Piqué

Piqué y un futbolista de la Real Sociedad se agarran dentro del área y el colegiado manchego no ve suficiente contacto como para señalar penalti en el último minuto. Bartomeu mandó un escrito a la RFEF para evidenciar su malestar con los árbitros y uno de los pesos pesados del vestuario (Sergio Busquets) arremetió contra el VAR ante los medios de comunicación. Una acción que ya es reincidente y que le debería costar la sanción de cara al Clásico del próximo 18 de diciembre. 

Los futbolistas del Barcelona creen que son intocables y que sus actos no tienen consecuencia alguna. Sergio Busquets ya está acostumbrado a 'rajar' de todos los que pueda y 'salirse de rositas'. En el año 2016, el centrocampista aseguró que González González había faltado al respeto a los jugadores del Barça en la victoria (1-2) de su equipo en San Mamés. Entonces consideró que el colegiado había perdonado al Athletic en más de una ocasión varias expulsiones. 



La queja de Busquets por la actuación de Alberola Rojas
 

"En el primer penalti hay forcejeo. Le puedo agarrar, pero si pones el listón ahí va a ser difícil. Y la acción de Piqué es la muestra, porque es más clara que la mía. Tendría que haberla visto el árbitro. Pero poco se puede hacer. No sé el porqué no la revisa el VAR. En jugadas así tiene que entrar el VAR. Pero no hay que darle más vuelta, aunque es una acción que podría decantar el partido. Hay jugadas conflictivas, pero los penaltis si son claros. Es difícil saber el porqué actúan así, ya que no hacen valoraciones ni lo aclaran".

Por su condición de reincidente en sus quejas, Busquets debería ser sancionado y ser apartado del clásico, pero no se atreverán. El Barça manda mucho, demasiado, en la Federación.


Deja tu Comentario