2019-12-16 00:12 FC Barcelona Por: Fede Peris

¡¡La soberbia del Madrid se lleva un chasco en Valencia con otro escándalo arbitral!!

El Barça afrontará el clásico desde el liderato después del fracaso del Real Madrid en Valencia.



Se las promeían muy felices en el entorno mediático madridista. Después del llamado "fracaso" del Barça en San Sebastián, en donde sólo consiguió empatar, nadie dudaba en el soberbio entorno blanco de que el Real Madrid se presentaría en el clásico como líder en solitario. Incluso se daba por hecho que saldría del Camp Nou con cinco puntos de ventaja. Lo habitual en el Real Madrid, en donde viven en un mundo de fantasía en el que acostumbran a vender la piel del oso antes de carazarlo.

Aquí no hay más líder que el Barça

La única verdad es que después del tropiezo del Barça en San Sebastián (en donde jugó contra doce), el Real Madrid ha vuelto a tropezar y no sólo no le ha quitado al Barça el liderato, sino que ha mostrado sus miserias tal cual y ha necesitado del comodín del árbitro para no llegar derrotado al Camp Nou.



El equipo madridista ha empatado en el minuto 94 y 34 segundos, es decir, con los cuatro minutos prolongados por el árbitro ya cumplidos. Pero ya se sabe que, tratándose del Real Madrid, hay que ser generosos con el tiempo porque siempre existe la posibilidad de que marquen en la última jugada. Y siempre existe la posibilidad también de que marquen con trampas. Con trampas que los árbitros no quieren ver, aunque las vean. En este caso, una falta flagrante de Courtois sobre un defensor valencianista al que aparta de malas maneras para acomodarse el remate de cabeza.

Por supuesto, la falta de Courtois no se pitó. Y nadie en Madrid hablará de ella, porque las miserias propias hay que taparlas. El Madrid empató tarde y mal. Pero ahí está, con un punto de más gracias al árbitro. Mientras, el Barça llega al clásico con dos puntos menos, los que le robó el árbitro en San Sebastián. Esa es la gran diferencia entre uno y otro aunque la clasificación diga que tienen los mismo puntos.

Trato arbitral exquisito para el Real Madrid

El Madrid tuvo en Mestalla un trato arbitral exquisito. Tan exquisito que hasta el árbitro se tomó la molestia de consultar con el VAR si había señalado bien una tarjeta a Fede Valverde. El VAR no está para estas cosas, pero tratándose del Real Madrid se pueden hacer excepciones. Con el Barça el VAR del antibarcelonista Gil Manzano no quiso saber nada del penalti a Piqué. Hoy en Valencia, hasta han hilado fino con las tarjetas.



El Real Madrid ha empatado, pero eso no es lo mejor para el barcelonismo. Lo mejor es que el equipo blanco ha mostrado sus miserias en Valencia. Un equipo vulgar que sin los árbitros estaría ahora a seis u ocho puntos de la cabeza, en la línea de las dos últimas temporadas, que acabó a 17 y 19 puntos del Barça. El pasado año, sin Messi, el Barça le arreó una manita a los blancos en el clásico del Camp Nou.  Este año, con Messi, llega el momento de ponerlos en su sitio para que dejen de presumir de coliderato. En la era moderna, la posición del Real Madrid en la Liga está por debajo, muy por debajo del Barça. Y eso es lo que le exigirá el miércoles el barcelonismo a su equipo, que coloque al Real Madrid en donde le corresponde, en su papel de comparsa segundón. 

Y habrá que ver cómo se le da al Barça jugar contra doce. Después de lo visto esta jornada con los árbitros, queda claro que el favorito de la clase arbitral es el Real Madrid. O sea, que no será suficiente con vencer al Real Madrid, habrá que convencer,,, porque contra doce es más difícil. 


Deja tu Comentario