2019-12-18 10:12 Especial Clásico Por: Redacción MB

El Barça retiene el liderato ante un Real Madrid sin pegada (0-0)

El Real Madrid llora como los perdedores reclamando dos penaltis para tapar la pobreza de su juego ofensivo.



Salió el clásico que todos nos temíamos. Un partido espeso y sin espacio para el lucimiento. Un partido bronco, que acabó con empate a nada. Porque nada o poco más que nada hicieron ambos equipos para ganar. El Barça no estuvo bien y el Real Madrid no hizo los suficientes méritos para ganar. Lo más positivo para el Barça es que con este resultado mantiene la primera posición en la gtabla una jornada más. 

Ahora dirán en Madrid lo de siempre cuando el equipo blanco no alcance su objetivo (hace cuatro días era salir del Camp Nou con cinco puntos de ventaja), aquello de que el equipo sale reforzado. Pero lo cierto es que el Real Madrid ha mostrado una preocupante falta de pegada, algo de lo que siempre ha presumido y ahora no tiene.



El Barça no estuvo mejor. Y faltó a sus señas de identidad. No tuvo el balón, no presionó cuando no lo tenía y dejó que el Real Madrid se dedicara a tikitaquear a lo largo de los 90 minutos. Los dos penaltis que existieron no tapan las lagunas del equipo de Zidane, que dominó en algunas fase del partido, pero sin llegada. Para penaltis los de San Sebastián (uno en contra y otro a favor), pero, en fin, el llanto va por barrios y ahora le toca llorar al que no va líder y más tiene que callar. Y resdulta curioso de que la prensa de Florentino se queje de que el árbitro anuló un gol a Bale por milímetros. Es la costumbre, si es por milímetros, siempre gol del Real Madrid. Son así. Y cuando no les dan el gol por milímetros se enfadan. Las trampas de siempre.

La realidad es que el Barça de Valverde depende demasiado de Messi. Y hoy Messi ha estado bien, a la altura de lo que se espera del mejor. el poco peligro que generó el Barça salió de sus botas, las jugadas de mayor talento del partido llevaron su firma. Si el Barça llega a ganar, ahora se hablaría de partidazo de Messi. Pero el Barça no ganó, el argentinó desperdició dos oportunidades y sus compañeros no supieron aprovechar sus asistencia para liquidar el partido.

Luis Suárez, especialmente espeso. Griezmann, gris. Pero trabajador. Se vació durante todo el partido hasta que fue sustituido por Ansu Fati, que en q5 minutos creó más peligro que el francés en todo el encuentro. Al Barça le falló el centro del campo. Rakitic, De Jong y Sergi Roberto, finos estilistas los tres, pero poco mordedores. Valverde lo solucionó en la segunda mitad con la puesta en escena de Arturo Vidal, que aportó músculo a un equipo que parecía aburguesado en el centro del campo, en donde el Real Madrid mandaba con autoridad.



La entrada de Vidal por Semedo, retrasando a Sergi Roberto al lateral dio más empaque al Barça, que en la primera mitad se vio dominado por el Real Madrid. En la segunda se igualaron las fuerzas, aunque ninguno de los dos equipos hizo suficientes méritos para ganar el partido. El Barça acaba un partido en blanco, algo poco habitual, aunque en el Real Madrid, tan parco en goles, no extrañe. Y mantuvo su portería a cero, que eso sí es noticia en el Barça. En el Camp Nou marcan todos... menos el Real Madrid. 

Es cierto que Sergio Ramos sacó de la misma línea un disparo de Messi con Courtois desactivado. Y que luego pudo haber marcado, como De Jong y Arturo Vidal, que tuvieron el gol en sus botas. Pero no llegó. Queda claro que en cuestión de clásicos el jardín de Messi es el Bernabéu. En el Camp Nou el Barça encuentra más dificultades para ganar. Y hoy ha quedado demostrado. Los aficionados esperaban un Tsunami en el terreno de juego, pero el Barça hizo lo justo para conservar el liderato, que buena cosa es.

Ficha técnica

Real Madrid, 0 - FC Barcelona, 0

Barcelona 0: Ter Stegen, Semedo (Vidal 55’), Piqué, Lenglet, Jordi Alba, Rakitic, De Jong, Sergi Roberto, Messi, Luis Suárez y Griezmann (Fati 82’)

Real Madrid 0: Courtois; Carvajal, Varane, Ramos, Mendy; Casemiro, Kroos, Valverde (Modric 79’), Isco (Rodrygo 79’); Benzema y Bale.

Árbitro: Hernández Hernández. Amonestó a Rakitic, Suárez, Lenglet, Casemiro, Bale, Isco, Carvajal

Estadio: Camp Nou.

 


Deja tu Comentario