2019-12-21 09:12 Especial Clásico Por: Redacción MB

Lo que esconde la prensa de Madrid (y del Madrid) sobre el penalti de Lenglet

En la acción previa al contacto entre Lenglet y Varane, Benzema se lleva un balón con la mano, lo que invalida todo lo que pasa después.



El penalti "clarísimo" sobre Lenglet que vio Butragueño y que reclamó con vehemencia Sergio Ramos esconde una infracción previa que la prensa de Madrid, que se ha encargado de hacer el conveniente ruido para dejar a salvo la inoperancia ofensiva del equipo blanco, no ha querido airear.

Se trata del reclamado penalti de Lenglet a Raphael Varane. En El Golazo de Gol ofrecieron una toma frontal en la que se aprecia que en la acción previa al contacto de Lenglet con Varane se produce una clara mano voluntaria de Benzema que invalida lo que pasó después. Esa sería la razón por la que no se entró a valorar el contacto de Lenglet y Varane.



Obviamente, el periodismo bufandero, fanático y radical que envuelve a la Corte del Emperador Florentino Pérez, se ha encargado de silenciar la acción, focalizando el ruido en donde más les interesaba a ellos. Manipulación pura y dura. Como siempre, viven en su realidad virtual. Y en su realidad virtual no tiene cabida nada que pueda perjudicar a los intereses del Real Madrid. Mejor hablar del penalti a Lenglet que de la mano de Benzema. De hecho, se ponen todos de acuerdo y ¡zas! la mano no existió. Así, por real decreto.

"No dejes que una mano te estropee un maravilloso penalti y la posibilidad de hablar de robo", que lo de llorar, al Real Madrid siempre se le ha dado bien. 

El árbitro del clásico le robó una Liga al Barça y se la regaló al Real Madrid

Es la pauta de comportamiento que mantiene la prensa madridista. La misma prensa que se ha quejado porque el árbitro fue muy riguroso anulando el gol de Bale porque estaba en fuera de juego por apenas milímetros. Y es que cuando se trata de milímetros, allí están acostumbrados a trazar otra línea, la que a ellos les interesa, para que les salga de acuerdo con sus intereses.



En Madrid saben hacer ruido mejor que en cualquier otra parte. Poco han recordado que la última Liga blanca se la dio el colegiado del clásico, Hernández Hernández, hace ya casi tres años. Fue el árbitro que no quiso ver que un disparo de Luis Suárez en el Benito Villamarín entró un metro dentro de la portería. No lo quiso ver y punto. El Barça perdió allí La Liga. Y el Real Madrid la ganó. 

¡Pero el árbitro del clásico es muy culé!


Deja tu Comentario