2020-01-09 13:01 Real Madrid Por: Fede Peris

El Madrid accede a la final con un festival de juego (1-3)

El Real Madrid ofrece ante el Valencia una exhibición de fútbol en el país de las mil y una noches.



El Real Madrid es brillantísimo finalista de la Supercopa de España después de pasar por encima del Valencia en la primera semifinal del torneo (1-3). Los de Zidane macharon a los valencianos desde el primer minuto y con golazos de Kroos, Isco y Modric sentenciaron el duelo. El domingo, ante Barcelona o Atlético, la gran final que puede valer el primer título de la temporada

Mando del Madrid desde el primer segundo
 

Zidane y los suyos tenían muy presente el partido que jugaron hace apenas unas semanas ante el Valencia y se notó. Se notó porque hubo varios matices que hicieron a los de Zidane más peligrosos que entonces y eso que faltaba Benzema, el faro anotador de este equipo, al que suplía un Jovic que se examinaba.



Desde el primer momento se vio que el Madrid iba a mandar en el partido sin discusión. Zidane decidió poblar de centrocampistas su alineación y eso se notó. El Valencia perseguía a los KroosIscoValverdey compañía y, aunque lo intentaba, siempre había algún resquicio por el que los merengues encontraban sus opciones de generar peligro (Florentino podría premiar a Isco si sigue a este nivel)

Kroos, golazo olímpico

Eso sí, la gran diferencia entre este duelo y el de Mestalla de hace unas semanas fue el hecho de que el Madrid sí consiguió adelantarse aquí en el marcador. De hecho, el gol fue una genialidad de Kroos que dejó en evidencia a todo el Valencia. Y es que el alemán aprovechó un saque de esquina para marcar un gol olímpico, una especialidad que cada vez se parece más a esos cometas que se ven desde la Tierra cada tropecientos años. El jugador madridista se dio cuenta de que Jaume, el portero valencianista, estaba más pendiente de colocar a su equipo que de la pelota y le colocó una rosca perfecta desde la esquina. Una pillería perfecta, un golazo. Justo lo que necesitaba el dominio merengue, que fuera traducido en gol.

 

Jovic falló un gol cantado

 



La superioridad del Real Madrid era tal que al Valencia se le empezaba a ver desesperado por momentos. Varane y Ramos eran dos muros, Valverde, Casemiro y Kroos no paraban de correr, Modric e Isco de asociarse…y Jovic mostraba voluntad aunque poco acierto. De hecho, el serbio falló un gol cantado poco antes del descanso después de un remate de Isco al palo cuyo rechace, con todo a favor, estrelló contra las piernas del portero rival.

Isco, gran primera parte y premio con gol
 

Fue precisamente Isco, seguramente uno de los mejores del primer acto, el que agrandaría la renta para el equipo de Zidane después de una gran jugada colectiva que se inició con un pase en profundidad de Carvajal hacia Valverde, un centro del ‘pajarito’ para un remate de Modric que despejó la defensa…y que terminó siendo mortal cuando Isco la bajó y la depositó en la red valenciana. El marcador era justo con lo que se había visto sobre el césped y con el gran partido del malagueño, la gran apuesta de Zidane en las últimas semanas.

 

El Madrid no dejaba respirar a su rival

La única duda que podía haber, después de una primera parte sobresaliente del Madrid, era comprobar si el Valencia iba a sacar su orgullo, como ya hizo en Mestalla hace unas semanas para rehacerse tras haber sido muy inferior a los blancos. La respuesta llegó pronto: no. Seguramente no fue porque los de Celades no lo intentaran sino porque los de Zidane no dieron ni el más mínimo respiro.

Golazo de Modric

Con 0-2 en el marcador el Madrid seguía mandando, dominando, buscando el tercero. Los de Zidane mordían como auténticos perros de presa, una presión asfixiante que empequeñecía a los valencianos hasta límites insospechados. De hecho, el partido estaba pidiendo una guinda en forma de (otro) golazo para ponerle el ‘pasaporte’ a la clasificación merengue para la final del torneo. Y hasta eso llegó. Luka Modric levantó al público de sus asientos con un golazo brutal, de esos que solo aparecen en los mejores sueños de los futbolistas. El croata utilizó su habitual golpeo de exterior para dibujar un  golpeo antológico, de dibujos animados, que acabó en la red de los valencianos. La sentencia del marcador llegaba casi como la apertura del mismo, por todo lo alto. El gol final de Parejo, de penalti, no fue más que una capa de maquillaje que ni siquiera celebraron tras reconocer que habían sido arrasados. El Madrid, brillantísimo finalista de la Supercopa con una exhibición descomunal. 

Ficha técnica

Valencia, 1 - Real Madrid, 3

Valencia 1: Jaume Doménech; Wass, Garay, Paulista, Gayá; Coquelin, Kondogbia (Gómez 57’), Parejo, Carlos Soler; Gameiro (Denis 70’) y Ferrán Torres

Real Madrid 3: Courtois; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Mendy (Marcelo 70’); Casemiro, Fede Valverde; Modric (James 76’), Kroos, Isco Alarcón; Luka Jovic (Mariano 82’)

Goles: 0-1 Kroos (15’), 0-2 Isco (39’), 0-3 Modric (65’), 1-3 Parejo (p.92')

Árbitro: Gil Manzano. 

Estadio: Rey Abdullah.


Deja tu Comentario