2020-01-20 00:01 FC Barcelona Por: Fede Peris

Messi destroza el sueño del Real Madrid y el Barça sigue líder (1-0)

El estreno ante el Granada de Setién volviendo al tiki taka ha resultado muy pobre y, como siempre, el Barça ha ganado gracias a una genialidad de Messi.



La vida sigue igual. El Barça, en su lugar: líder. Y el Real Madrid, en el suyo: segundo. Y Messi resolviendo. Con Valverde o con Setién. Con Guardiola o con Luis Enrique. Siempre Messi. Hoy ha solucionado un partido ante el Granada que se puesto muy cuesta arriba. 

Los puristas del cruyffismo/guardiolismo estarán hoy muy contentos. Ha vuelto al Barça el tiki taka elevado a su máxima expresión. Pero los 66.444 valientes que se han dado cita en el Camp Nou para asistir al estreno de Setién desfiando al frío se han ido más fríos que cuando llegaron. El Barça ha tenido el balón, sus jugadores se han pasado la pelota una y mil veces, pero no ha dominado el juego. 



Mucho pase y pocas ideas

El Granada se ha cerrado bien atrás y el Barça no ha tenido luces para romper sus líneas. Mucho pase y pocas ideas. Por momentos, incluso, el desorden ha sido escandaloso y el Barça parecía una banda en torno a Messi, sin más ideas que darle el balón al argentino para que decidiera.

Setién ha apostado por Ansu Fati como titular y el chaval, que tiene talento, ha evidenciado que todavía está verde para sacar las castañas del fuego. Griezmann se ha dedicado a correr y a darle el balón a Messi. Nada más. Y de alguien que ha costado 135 millones de euros debe esperarse algo más. Delante, nulidad absoluta. Sólo los intentos de Messi podían dar pie al milagro. Un milagro que ha tardado en llegar. Concretamente en el minuto 76. Seis más tarde de la expulsión de Germán que ha dejado al Granada en inferioridad numérica.

El vilipendiado Arturo Vidal vuelve a ser decisivo

Y el gol ha llegado tras un robo de Riqui Puig, que salió poco antes en sustitución de Rakitic. El balón llegó al vilipendiado Arturo Vidal -el mejor del partido-, después de recibir un toque de Griezmann, y de de tacón, en un alarde técnico -algo que se le cuestiona entre los puristas-, le ha dejado el gol en bandeja a Messi, que no ha perdonado como poco antes había perdonado el Granada enviando un balón al poste. Arturo Vidal, el hombre que sobra en el concepto purista del tiki taka, ha sido decisivo. Una vez más. ¡Y le quieren echar!



Setién no puede irse a casa contento: Su equipo no ha jugado bien

Había dicho Setién que él no se va contento a casa, aunque gane, si su equipo no juega bien. El Barça no ha jugado bien y seguro que no se fue a su casa contento. Es cierto que no se puede pretender que en cinco días un entrenador cambie de la noche a la mañana la manera de jugar de un equipo. Pero cuando se despide a un entrenador a mitad de temporada y en la posición de líder, el que viene no tiene crédito para preparar su proyecto. No hay tiempos muertos. Setién recibió un Barça ganador y no puede permitirse el lujo de dejar de ganar y de ceder un liderato al que nos había acostumbrado Valverde.

El gol de Messi ha roto los sueños del madridismo, que vive de lideratos provisionales que se convierten en crudas realidades al despertar del sueño. Pero este Barça de Setién ha estado muy cerca de ceder el liderato a los blancos. Y Setién debe saber que si le han fichado no es para darle tiempo, sino para mejorar lo que había. Y lo que había no se mejorará si se pierde el liderato.

Este Barça necesita mejorar

Setién ha apostado por el estilo de Cruyff y Guardiola y por la cantera. Con eso tiene medio cielo blaugrana ganado. Pero hace falta algo más. La afición no se fue del Camp Nou convencida de lo que había visto. Y empiezan a surgir las dudas sobre si era necesario despedir a un entrenador que "sólo" ganaba las Ligas con 17 y 19 puntos de ventaja con el Real Madrid. Quien ha fichado a Setién lo ha hecho porque está convencido de que con él no habrá más Anfields ni más Romas. Pero el Granada, que no da precisamente la imagen de rival rutilante, ha estado a punto de hacer un estropicio en el Camp Nou.

Da la sensación de que este Barça no hubiera ganado en el estreno de Setién si el Granada no se llega a quedar con diez jugadores en el último cuarto de hora del partido. Mucha posesión inútil, mucho tiki taka sin peligro, pero al final, lo de siempre: resuelve Messi, apoyado en su lugarteniente Arturo Vidal. La única nota positiva es que el Barça ha dejado a cero su portería. Alguna cosa buena tenía que dejar el partido del Barça.

Este Barça necesita mejorar. Y mucho. Y la culpa ya no es de Valverde.

Ficha técnica

FC Barcelona, 1 - Granada, 0

FC Barcelona

Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Sergio, Rakitic (Riqui Puig 71'), Arturo Vidal (Arthur 83'); Ansu Fati (Carles Pérez 79'), Leo Messi y Griezmann

Granada

Rui Silva; Víctor Díaz, Duarte, German, Foulquier; Eteki (Martínez 72'), Gonalons, Vadillo (Puertas 65'), Azeez (Herrera 56'), Machis y Carlos Fernández

Goles

1-0, Messi min 75.

Árbitro

Pizarro Gómez, del colegio madrileño. Amonestó a Machis, Carlos Fernández y doble amarilla a Germán.

Incidencias

Partido correspondiente a la jornada 20 de LaLiga Santander entre FC Barcelona y Granada disputado en el Camp Nou, ante 66.444 espectadores.

 


Deja tu Comentario