2020-01-25 18:01 FC Barcelona Por: Fede Peris

El peor Barça de la temporada echa de menos a Valverde en Mestalla (2-0)

Caos táctico absoluto del Barça en Valencia: Más pendiente de los pases que de marcar goles y ganar el partido.



Si la recuperación de la esencia del Barça prometida por el club con el fichaje de Quique Setién es esto que se ha visto hoy en Valencia, lo que se apreció en Ibiza y lo que se mostró en el estreno ante el Granada, que vuelva Ernesto Valverde de inmediato y lo arregle. 

Lo que propone Setién es el antifútbol

Lo que propone Setién es el antifútbol, una copia barata y fallida del tikitaka, del fútbol de control y posesión. Lo que hizo grande a Guardiola no fue alcanzar el millar de pases en un partido, sino la presión arriba para recuperar de inmediato el balón y la circulación rápida del balón jugado al primer toque y con profundidad buscando el gol. 



Pero eso no es lo que se ve en este Barça previsible de Quique Setién, que no busca el gol. Juegan andando y abusando del pase al pie, sin capacidad de sorpresa para el rival. Son pases inútiles que no sirven para nada, hasta el punto de que en la primera mitad el Barça sólo ha disparado a puerta dos veces: dos golpes francos de Messi sin peligro. Nada más. Ningun disparo en juego. Y el Valencia, sin desgaste físico ante el nulo ataque del Barça, ha generado hasta cuatro oportunidades claras de gol.

Suerte que está Ter Stegen

En el minuto 10 San Ter Stegen ha aparecido para salvar al Barça deteniendo un penalti absurdo de Piqué. En el minuto 18 también salvó in extremis un disparo equivocado de Piqué en propia puerta que no entró de milagro. Luego el meta alemán envió un disparo al poste y puso después una mano milagrosa al rechace posterior evitando que el balón entrara. Más tarde tuvo que emplearse a disparo de Garay. Ter Stegen fue el único blaugrana que estuvo a la altura en Mestalla.

El Valencia no tenía el control del balón, pero había generado cuatro clarísimas ocasiones de gol. Contra eso el Barça oponía cero disparos a puerta en jugada en los primeros 45 minutos. Y el primer tiro a puerta de Messi, en el lanzamiento de falta, no llegó hasta el minuto 27.



Sólo Messi dispara a puerta con Setién

El Barça era una caos ordenado. Mucho control y mucha disciplina, pero ninguna idea. Sólo Messi creaba peligro, especialmente en los lanzamientos de golpes franco. Hasta cinco llegó a tirar. Pero no entró ninguno. Y el argentino, que estuvo oscuro y perdido durante todo el partido, fue el único que disparó a puerta durante todo el partido. Hasta siete remates. Los demás, de espectadores. 

El Valencia marcó al inició de la segunda mitad gracias a un autogol de Jordi Alba desviando un disparo de Maxi Gómez que iba fuera. Setién se asustó y quitó a Arthur para colocar en su lugar a Arturo Vidal, el futbolista más alejado del guardiolismo que propugna Setién, aunque Guardiola le fichara para el Bayern Múnich. Vidal revolucionó el juego del Barça, que empezó a carburar, aproximándose a la meta de Jaume, aunque ahí sólo dispara Messi. O Messi o nadie. 

Caos táctico en el segundo gol del Valencia

En el 50 salió Rodrigo en el que probablemente es su último partido con el Valencia, y en el minuto 76 llegó el 2-0 del equipo ché, después de un periodo en el que el Barça dominó llegando, pero sin el suficiente peligro para asustar a la defensa local. El 2-0 que remataba el partido fue un retrato de lo que es este Barça de Setién: un caos táctico. Maxi Gómez se encontró con el balón en el área y solo, sin oposición, pensó la mejor manera de fusilar a Ter Stegen sin que nadie le estorbara.

Mestalla se caía. Y no era para menos. Incluso llegó un tercer gol que providencialmente el VAR evitó por falta previa de Paulista sobre Busquets. El Barça era un equipo a la deriva. Normal. Después de sufrir para ganar por 1-0 al Granada en el Camp Nou y de pasarlas canutas ante un Segunda B como el Ibiza, lo previsible era que ante el primer obstáculo serio cayera derrotado. 

Y Valverde en su casa descongojándose

El Barça ha caído en Valencia 13 años después. Detalle a anotar en el debe de Setién, que acaba de echar a la calle a Carles Pérez y se ha ido a Valencia con sólo tres delanteros, los que han jugado. A la hora de buscar revulsivos en los minutos finales se ha visto obligado a poner al debutante Collado, un centrocampista, en lugar de Ansu Fati. Es la imagen de descontrol más absoluto. Un club con más de mil millones de presupuesto necesita recurrir a un jugador del filial, que no es delantero, para hacele debutar para que saque las castañas del fuego.

Y Valverde en casa descongojándose de risa. Ahora dicen que el equipo necesita tiempo para asimilar los nuevos conceptos de Setién. Que se lo digan al Real Madrid para que mañana pierda en Valladolid, a ver si aceptan darle tiempo al Barça. Valverde dejó un Barça líder y Setién ha malgastado la herencia. Cuando se echa a un entrenador que va líder y marcando muchos goles no es para que el que le sustituye le empeore, sino para que mejore lo anterior. Si no, no hace falta cambiar.

Este Barça pinta mal. Muy mal. Hemos cambiando el orden por el caos. 

Ficha técnica

Valencia CF, 2 - FC Barcelona, 0

Valencia

Jaume; Wass, Garay, Paulista, Gayà; Ferran, Coquelin, Kondogbia, Carlos Soler (Sobrino, 89'); Gameiro (Rodrigo, 60') y Maxi Gómez (Jaume Costa, 79').

Barça

Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti; De Jong (Rakitic, 84'), Busquets, Arthur (Arturo Vidal, 55'), Jordi Alba; Ansu (Collado, 84'), Messi y Griezmann.

Goles

1.0 M.48 Maxi Gómez chuta muy potente y el balón lo desvía Jordi Alba. 2-0 M.77 Maxi Gómez chuta cruzado y sin oposición.

Árbitro

Gil Manzano (extremeño). TA: Piqué (9'). Carlos Soler (35'), Umtiti (42'), Busquets (48'), Coquelin (54').

Incidencias

Mestalla. 45.882 espectadores.


Deja tu Comentario