2020-01-28 04:01 FC Barcelona Por: Fede Peris

La secretaría técnica del Barça es un auténtico descontrol

El Barça echa a Carles Pérez y Todito cuando más los necesita. Se puede repetir con ellos la historia de Alcácer: después de despedirle se ponen a buscar a un delantero centro deprisa y corriendo.



Tres nombres propios: Carles Pérez, Todibo y Alcácer. Entre los tres retratan el caos y el descontrol en el que está sumida la secretaría técnica del Barça, sin rumbo ni criterio

El Barça tiene en este momento tres delanteros natos en el equipo. Con Luis Suárez y Dembélé lesionados, el entrenador del Barça sólo puede echar mano de Leo Messi, Antoine Griezmann y Ansu Fati. No hay más. La situación es tan angustiosa que la secretaría técnica ha decidido echar al canterano Carles Pérez, renovado hace un mes, para enviárselo a la Roma a cambio de 13 millones. Una decisión sin pies ni cabeza.



Ahora el Barça busca desesperadamente a un delantero centro para sustituir a Luis Suárez. Hace cuatro años el club pagó al Valencia 30 millones + 5 en variables por Alcácer y luego lo vendió al Borussia Dortmund por 21 millones + 5 en variables. Alcácer llegó al Barça hace cuatro años para ser suplente de Luis Suárez. Pero ahora ya no está. Hay que fichar a otro deprisa y corriendo. 

Ni está Alcácer, ni está Carles Pérez ni está Todibo, que llegó al Barça en el mercado de invierno de la temporada pasada para reforzar el puesto de central y ahora sobraba, de ahí que haya sido cedido al Schalke con opción de compra. Y Quique Setién se queda con tres centrales natos (Piqué, Umtiti y Lenglet) y con ellos deberá apañarse. Se ve venir que como se lesione uno, el Barça saldrá al mercado a pagar lo que le pidan por un central. Así trabaja la secretaría técnica de Eric Abidal.

El Barça ficha sin criterios definidos

Y mientras tanto van llegando Juniors Firpo que no sirven para nada de acuerdo a un criterio futbolístico que deja muchas dudas. Las mejores promesas de la cantera se escapan y con los que se quedan el club aspira a hacer negocio, como ha ocurrido con Carles Pérez, Márquez o Cucurella y como puede suceder con Aleñá



Se echa en falta un criterio base en la secretaría técnica que esté por encima de los caprichos de los entrenadores y de acuerdo con la línea del club. A Griezmann es fácil ficharlo pagando su cláusula Tampoco es complicado traer a De Jong si se va a Ámsterdam con el talonario en la mano. Lo valorable es descubrir jugadores con poco cartel y mucho rendimiento.

Y esa asignatura la tiene suspendida Eric Abidal, que parece muy puesto en el mercado francés y ha llenado la plantilla de franceses, aunque el francés número uno, Mbappé, esté fuera de su alcance. Y tampoco sepa qué teclar tocar para repatriar a Neymar, que juega en un equipo francés.

 


Deja tu Comentario