2020-02-07 18:02 Real Madrid Por: Redacción MB

Los señalados por la Copa: ¡Zidane se lleva 4 decepciones!

Areola, Nacho, Marcelo y James consiguieron enfadar a Zidane por su partido de Copa ante la Real Sociedad.



El Real Madrid de Zidane fue eliminado en cuartos de final de Copa del Rey ante la Real Sociedad. Ni el factor campo ayudó a los blancos para pasar a la siguiente ronda de una competición que, con el Barça a este nivel, se quedaba a tiro.

Bien es cierto que los de Setién también fueron eliminados horas después, lo que mínimiza los daños, pero deja una sensación agridulce. La Copa podría haber acabado en Madrid. El choque ante los txuri-urdin deja 4 'señalados', que no estuvieron a la altura de las circunstancias. 



Empezando por la portería. Areola tampoco sumó ni cuajó su mejor actuación como futbolista del Real Madrid. El gol de Martin Odegaard que abrió la lata pasa por debajo de sus piernas con facilidad. No fue un golpeo potente ni colocado.

Es cierto que en los otros tres (todos llegaron en la segunda mitad) la culpa no recae especialmente sobre él. La defensa le dejó prácticamente vendido, aunque (si hubiese jugado Courtois) quizá hubiera entrado alguno menos. 

Los laterales. Nacho Fernández y Marcelo no estuvieron a la altura. Sobre todo en el caso del último, que su banda fue la principal fuente de ocasiones de los jugadores de la Real. Todo el peligro llegaba por su costado y, casi nunca, estaba bien colocado en el campo.

Tampoco destacó en su mejor faceta (la ofensiva) aunque -al igual que Nacho- marcó un gol. En el caso del canterano, quedó evidenciado que no tiene profundidad por la banda. Cumple, pero no es suficiente. 

Y, por último, James Rodríguez. El colombiano fue 'señalado' por el propio Zinedine Zidane tras el descanso. El colombiano no saltó al césped en la segunda mitad. Fue el 'sacrificado' del técnico galo, que prefirió mantener en el campo a Brahim Díaz. Hizo buenos pases largos (tuvo incluso una buena ocasión de gol) pero no le bastó a 'Zizou'. Su futuro en la capital de España parece más incierto que nunca. 
 




Deja tu Comentario