2020-02-09 17:02 FC Barcelona Por: Fede Peris

¡¡Qué vergüenza!! Sergio Ramos tiene licencia para pegar

Esta entrada de Sergio Ramos sobre Rubén García, en el Osasuna-Real Madrid de hoy, no sólo no mereció la expulsión, sino que el árbitro Gil Manzano no pitó ni falta.



Sucedió en la primera mitad del partido que ha enfrentado a Osasuna y Real Madrid en Pamplona.

Sergio Ramos, el jugador más sucio de la historia de la Liga española, entró a Rubén García, de Osasuna, con la clkara intención de cazarle.



Y le acertó en el gemelo en una acción sucia y lo suficientemente peligrosa como para que Gil Manzano le enseñará la roja directa.

Pero el árbitro se acongojó. Se trata del Real Madrid y los árbitros tienen sumo cuidado en no pitar nada que pueda perjudicarle. Parece claro que esta Liga la tiene que ganar el Real Madrid. Dos ligas en once años son muy pocas para un equipo como el Real Madrid. Además, la superioridad aplastante del Barça en los últimos años ha convertido la competición en un absoluto aburrimiento. Nada mejor que acabar con esa tendencia al aburrimiento que devolverle al Real Madrid al título. Y todo vale.

La entrada de Sergio Ramos ha sido de juzgado de guardia, pero ha seguido en el campo como si nada, lo que confirma que este tipo tiene bula para comportarse como un matón sobre los terrenos de juego. La suerte quiso que Rubén García no marchara directamente rumbo al hospital.



Sorprende la tranquilidad con la que Ramos hizo gala de su juego sucio más despreciable. Es la tranquilidad de quien sabe que el árbitro no se atraverá a aplicar el reglamento. Y no pasa nada, la prensa que eastá al servicio de Florentonop se encargará de no mencionar el lance. Es la misma prensa que intenta convencer al personal de que los árbitros y el VAR perjudican al Real Madrid y benefician al Barça. 

¿Qué dirán de esto? Nada, por supuesto.

 

 


Deja tu Comentario