2020-02-11 13:02 Real Madrid Por: Redacción MB

¡Hay lío con Odegaard! La Real Sociedad no le suelta

El Real Madrid insiste en que la cesión de Odegaard es por un año y sólo serán dos si no existe interés por recuperarle.



Hay lío. Su rendimiento está superando todas las previsiones y el Real Madrid y la Real Sociedad parecen dispuestos a pelearse por sus servicios. El noruego pertenece al Real Madrid y juega en calidad de cedido en la Real Sociedad. Los vascos dicen que firmaron la cesión por dos años. El Real Madrid lo niega. 

Zidane ya ha reclamado a Odegaard. Le quiere en su plantilla para iniciar los entrenamientos en la primera sesión de la próxima temporada. Sin embargo, en San Sebastián parece que están dispuestos a crearle dificultades al Real Madrid.



En el Real Madrid lo tienen claro: la Real Sociedad tiene poco que decir en el asunto Odegaard. El crack nacido en Drammen brilla en Anoeta y en el Santiago Bernabéu no le quitan ojo. No hay ninguna duda de su calidad. El jugador quiere volver para asumir galones en la titularidad y todo dependerá del ramillete de bajas que firmen los merengues. Zizou, por su parte, ya le aprobó antes de la Copa: “Me gusta Odegaard”, confesó en rueda de prensa.

En San Sebastián han encendido la maquinaria para quedárselo una temporada más y exprimir su cesión, como es lógico, pero el Real Madrid tiene la sartén por el mango. El comunicado lo dijo bien claro, cortita y al pie: “El Real Madrid C. F. y la Real Sociedad han acordado la cesión del jugador Martin Odegaard para la próxima temporada, hasta el 30 de junio de 2020”. Los txuri-urdin hicieron lo propio con el anuncio de la cesión, aunque ahora quieren jugar al despiste.

La realidad es que Odegaard tiene de cesión un año con opción a otro únicamente si el Real Madrid no quiera recuperarlo este verano. Esa es la realidad. Y el Real Madrid quiere recuperarle. Paso a paso, el jugador solo pide estar en el césped, mientras ya visualiza su primer título en España: la Copa del Rey, tras cargarse a su futuro equipo.



La última palabra la tiene el propio jugador. Y es evidente que nada puede querer más el futbolista noruego que enfundarse de nuevo la camiseta del Real Madrid.


Deja tu Comentario