2020-02-29 11:02 El Soplo Por: Fede Peris

Este es el jugador que no aguanta el tute físico que supone jugar con el Barça

Ni Valverde ni Quique Setién han confiado en Arthur para aguantar 90 minutos. O sale desde el banquillo o es sustituido si es titular.



Para jugar en el centro del campo del Barça es preciso poseer una potencia física a prueba de bomba que permita correr arriba y abajo durante los 90 minutos. No es el caso de Arthur Melo, el brasileño que tiene que ser sustituido en todos los partidos que juega porque no aguanta hasta el final. 

Sucedía con Ernesto Valverde y ocurre también con Quique Setién. Arthur juega habitualmente cuando las lesiones se lo permiten, pero no termina los partidos. "El jugador incompleto", le ha bautizado el diario As, porque no consigue acabar un partido completo.



Con Setién, Arthur ha disputado todos los partidos que ha jugado el Barça, pero en ningún caso ha completado los 90 minutos. Los dos partidos en los que ha salido como titular, ha acabado sustituido. En los demás, salió desde el banquillo en la segunda parte.

La última vez que  Arthur ha completado los 90 minutos de un partido fue el 9 de noviembre ante el Celta (4-1) en el Camp Nou. Desde ese día no ha vuelto a jugar 90 minutos. El hecho de que Valverde y Setién coincidan con él y con su incapacidad física para completar los 90 minutos de un partido ponen en tela de juicio la fortaleza física de este futbolista.

Arthur acaba los partidos desfondado

Arthur es un jugador con un toque extraordiario, de los que roban balones y no los pierden, porque defiende muy bien el balón y sabe jugarlo al primer toque sin perder el pase. Pero su punto negro es el aguante físico. Acaba los partidos desfondado.



De hecho Arthur ha jugado menos minutos que Junior y que Arturo Vidal y Rakitic, dos jugadores que parecen haber caído en desgracia. Es cierto que tiene ramalazos que recuerdan a Xavi, especialmente por esa manera tan efectiva de proteger el balón, pero en los cambios se le ve desencajado y al límite de sus fuerzas.

No hay que olvidar que Arthur tuvo dos enganchadas con Valverde. Una por irse a París para disfrutar de la fiesta de Neymar sin pedir permiso al club a dos días del clásico y la otra por practicar snowboard en Andorra, una actividad que el régimen interno del club prohibe a sus futbolistas.


Deja tu Comentario