2020-02-23 22:02 Especial Clásico Por: Fede Peris

¿Señorío? Rodrygo ya es jugador de Segunda B y se comporta como un chulito consentido

Zidane castiga a Rodrygo enviándole al Castilla y acaba expulsado por grosero después de marcar un gol. No podrá estar en el clásico.



Rodrygo Goes, es chaval a quien en Brasil vendieron a Florentino Pérez como si fuera un crack, sin serlo, había sido encumbrado por la propaganda mediática madridista a categoría de Balón de Oro por un par de goles que metió hace ya muchos meses.

Y el que iba para Balón de Oro se ha convertido en un triste jugador de Segunda B. Zidane empezó a prescindir de sus servicios por su pobre rendimiento en el Real Madrid. De la titularidad, al banquillo. Del banquillo a quedarse en casa. Y de su casa al Castilla, para jugar en Segunda B. ¡¡Un Balón de Oro en potencia jugando en Segunda B!! ¿Alguien lo entiende? Mucho se ha mentido sobre este tipo, que tiene tres años más que Ansu Fati y aún le tienen por una promesa... con margen de mejora.



La falta de señorío de Rodrygo

La cuestión es que hoy ha jugado con el Castilla contra el Sanse y Rodrygo ha marcado un gol que le deja retratado por su falta de señorío, una asignatura que ya nadie enseña ni recuerda en ese club. En el inicio de la jugada se produjo una agresión de un jugador del Real Madrid a otro del Sanse, que quedó tendido en el suelo.

Rodrygo aprovechó la ventaja numérica para iniciar un contragolpe que acabó en gol. El portero del Sanse fue a pedirle explicaciones por su antideportividad aprovechándose de la inferioridad numérica del rival para marcar. Y Rodrygo, en un claro ejemplo de antideportividad, malas maneras y nulo señorío, le ha respondido con gestos que recordaban al de un orangurán.

No podrá jugar el clásico

El árbitro no ha tenido más remedio que enseñarle tarjeta amarilla por su comportamiento grosero y, como ya tenía una, ha sido expulsado.



Las enseñanzas de Cristiano Ronaldo entre los más jóvenes han acabado con el señorío en el Real Madrid. Y es que el portugués ha dejado huella en ese club. Y el problema para el Madrid es que el chaval, que no se comporta como un profesional y sí como un aficionadillo, ha perjudicado al Real Madrid, que no podrá contar con él para el clásico por su expulsión. Y tenía todos los números para ser convocado tras la lesión de Hazard. Es lo que tiene encumbrar a los niños que no han madurado todav´ñia. 


Deja tu Comentario