2020-03-01 23:03 Especial Clásico Por: Fede Peris

Setién acaba con el idilio en el Bernabéu con un tikitaka barato (2-0)

Messi no aparece, Griezmann y De Jong fallan estrepitosamente y el juego vulgar de Quique Setién no se parece nada a lo que se vio hace cuatro días en este mismo campo con Guardiola y su City.



El Barça ha roto su idilio con el Bernabéu por una nefasta aplicación que Quique Setién ha hecho de lo que para los puristas es el ADN Barça. El Barça ha perdido en el Bernabeu por su obsesión a aplicar un estilo de juego a unos futbolistas que no sintonizan con él. Setién ha acabado con la racha de éxitos de Luis Enrique y Valverde en el Bernabéu. El Barça ha perdido por 2-0 y lo peor es que ha merecido perder. También se ha dejado el liderato por el camino. 

El Barça estuvo a merced del Real Madrid en la segunda mitad

Noche negra para el barcelonismo. Y no por el resultado. Perder por 2-0 en el Bernabéu no es ninguna vergüenza. Pero sí lo es dando una imagen penosa como se ha dado, sin apenas tirar a puerta en la segunda mitad. El Barça planteó un partido igualado en la primera mitad, pero en la segunda parte estuvo a merced del Real Madrid como una nave a la deriva sin saber cuál es su rumbo.



Para acabarlo de arreglar, las individualidades no han funcionado. Ni Messi, ni De Jong, ni Arthur, ni Arturo Vidal, ni Griezmann. Esta vez Messi no lo ha resuelto y tampoco el resto de estrellas (al menos tienen nómina de estrellas) han savado el caos colectivo de un equipo poco trabajado y sin fondo físico. El Real Madrid se ha comido al Barça en la segunda mitad. Y ha jugado muy suelto, a su aire, sin apenas resistencia. Sólo Ter Stegen y Piqué daban la cara planteando resistencia, aunque este último fue el autor material del primer gol del Real Madrid desviando la trayectoria de un disparo mal dirigido (como todos) de Vinicius.

Este Barça no se parece al City de Guardiola

Tras el gol del Real Madrid, que ha llegado en el minuto 70, el Barça se ha venido abajo a diferencia de lo que vimos el miércoles pasado en una situación parecido con el Manchester City. Pero este Barça no es el City, está demasiado supeditado a Messi y si Messi no tiene el día, no hay Barça, ni hay nada. Mariano ha salido en el tiempo de descuento y en la primera y única pelota que ha tocado, ha liquidado el partido firmando el 2-0.

No ha salido como titular Martin Braithwaite, el refuerzo de urgencia que ha pedido Quique Setién para el Barça. Pero, curiosamente, Zidane ha pasado para el clásico de los cuatro fichajes que le ha traído Florentino Pèrez esta temporada: Militao, Mendy, Jovic y Rodrygo. Y no ha pasado nada. Braithwaite saltó al césped y a punto estuvo de marcar, pero en la siguiente jugada marcó el Real Madrid aprovechando el pasillo que el danés dejó libre.



La primera parte fue un espejismo

En la primera mitad el Barça buscó dominar el centro del campo y consiguió incorporando a los laterales, Semedo y Alba, a la zona ancha y trasladando a Arturo Vidal a la tarea de ayuda a los centrocampistas. El Barça, con seis efectivos, se adueñó de la zona ancha y generó peligro en la primera mitad. A los 20 minutos Griezmann tiró a las nubes una ocasión en la que había quedado en inmejorable posición para anotar. Y en el 29 llegó el primer disparo de Messi y la primera parada comprometida de Courtois, que poco después sería providencial sacando una mano milagrosa en un cara a cara con Arthur y luego con Messi. 

El Barça llegaba con más claridad que un Real Madrid atolondrado por su guía Vinicius, a quien estos partidos le quedan grandes. El Madrid se acercó a la portería del Barça, pero con apuntes, con avisos, que no han obligado a intervenir a Ter Stegen, mientras que Courtois se fue a la ducha siendo el mejor jugador del Real Madrid. Daba la sensación de que el Barça iría a más y acabaría haciéndose con el partido.

El Madrid se comió al Barça tras el descanso

Pero en la segunda parte el decorado cambió absolutamente y el Real Madrid se comió al Barça en todas las facetas. No sólo marcó dos goles más. Corrió más, llegó más, generó más ocasiones y tocó mejor el balón. El Barça sale del Bernabéu sin el liderato y dejando muchas dudas, especialmente de cara a la Champions League. El Barça tuvo la oportunidad para liquidar al Real Madrid y La Liga. Pero tendrà que sudar mucho si quiere luchar por el título hasta el final.

Desde luego, jugando como en la segunda parte del Bernabéu le será muy complicado ganar títulos. "No sé si nos alcanza para los títulos con este equipo", reconoció Messi. Igual no. Pero bueno sería que el buque insignia de este equipo se muestre más y mejor. Porque si Messi no aparece, seguro que al Barça no le alcanza. 

El problema de este Barça es que se hace necvesaria una operación limpieza importante, pero Bartomeu no se atreverá porque todavía le queda esta temporada y otra más. Y la tesorería no está para grandes alegrías.

Ficha técnica

Real Madrid, 2 - FC Barcelona, 0

Real Madrid

Courtois; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Valverde (Lucas 85'), Isco (Modric 78'), Vinicius y Benzema (Mariano 90')

FC Barcelona

Ter Stegen; Semedo, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Busquets, De Jong, Arthur (Rakitic 80'), Arturo Vidal (Braithwaite 69'); Griezmann (Ansu Fati 80') y Messi

Goles

1-0, Vinicius min 71. 2-0 Mariano min 90.

Árbitro

Mateu Lahoz. Amonestó a Vinicius, Jordi Alba, Carvajal, Leo Messi.

Incidencias

Partido correspondiente a la jornada 26 de LaLiga Santander disputado en el Santiago Bernabéu


Deja tu Comentario