2020-03-25 19:03 FC Barcelona Por: Fede Peris

Ell coronavirus puede arreglar un gran error del Barça

El Schalke se echa atrás y no podrá fichar a Todibo. La situación económica del club alemán le impide hacer frente a una operación que ya tenía decidida y que suponía la pérdida de un valor con gran porvenir de la plantilla del Barça.



El coronavirus arrasa con todo. También con la economía de los clubes de fútbol. El Schalke 04 alermán se encuentra en una dramática situación económica ocasionada con el parón del calendario y, según afirma el diario Bild, no está en condiciones de afrontar, como tenía previsto, el fichaje de Todibo este verano.

Jean-Clair Todibo es el resultado de una irresponsabilidad, una más, de la secretaría técnica que tiene a Eric Abidal como titular. Se trata de un central de 20 años, con un futuro brillante por delante. Llegó al Barça gratis (un millón por derechos de formación) y estaba a punto de dejar 25 millones en caja.



De acuerdo al contrato de cesión firmado por el Barça y el Schalke, el club alemán pagaba 1,5 millones por la cesión de Todibo hasta el 30 de junio y podía quedarse en propiedad al jugador al término de la presente temporada pagando 25 millones de euros.

El Schalke quiere, pero no puede comprar a Todibo

Pero el Schalke no está en condiciones de afrontar una operación que tenía decidida y que le garantizaba el cobro de 50 millones más 10 en variables en el caso de que finalmente el Barça quisiera recuperar al jugador.

Todibo llegó al Schalke en enero como refuerzo del mercado de invierno después de haber mostrado su calidad en el Barça en las escasas oportunidades con las que contó a las órdenes de Valverde. Todibo se estaba saliendo en el Schalke, hasta el punto de haber sido considerado como el jugador del mes por sus aficionados. 



Estaba cantado que Todibo se iba a convertir en un gran negocio económico para el Barça, pero también en un negocio ruinoso en el plano futbolístico. El coronavirus parece dispuesto a abortar esta operación. La tesorería del Barça lo sufrirá, pero la parcela deportiva lo agradecerá. Es el central del futuro.

 


Deja tu Comentario