2020-05-13 15:05 FC Barcelona Por: Redacción MB

Pep Guardiola se convierte en el Beckham II de Joan Laporta

Laporta vende la ilusión del regreso de Guardiola con la misma intensidad que juró en 2003 que Beckham ficharía por el Barça cuando ya había firmado por el Real Madrid.



Joan Laporta anunció en TV3 con la ligereza que le caracteriza que Pep Guardiola es el entrenador ideal que necesita el Barça, dando así a entender, aunque sin afirmarlo, que su candidatura a la presidencia del Barça traería de la mano a Pep Guardiola al Camo Nou.

"Estoy trabajando para construir esta propuesta que el club necesita con las personas idóneas (...) y yo creo que tengo la experiencia e ilusión necesarias para volver a presidir el Barça", dijo ayer en el programa Tot es mou. Y se refirió a Guardiola: "Este es el que a mí me gustaría, me gustaría mucho, pero es una decisión que debería tomar él ya que ahora está en el CityPep es una referencia del barcelonismo y yo creo que a muchos culés nos gustaría que volviese a ser entrenador del Barça". 



Pep Guardiola no volverá al Barça como entrenador

A muchos culés les gustaría. Empezando por Joan Laporta. Pero una cosa es el deseo y otra la realidad. El deseo de Laporta de recuperar a Guardiola recuerda a la mentira que le llevó a la presidencia en 2003, cuando aseguró que traería al Barça a David Beckham sabiendo que ya había firmado por el Real Madrid.

Laporta se encuentra cómodo entre mentiras. Y el retorno de Guardiola al Barça, a día de hoy, es mentira. Pep Guardiola no volverá nunca al Barça. Al menos como entrenador. Más adelante podría plantearse otra manera de prestar su experiencia y conocimientos al club desde otra perspectiva. 

No está dispuesto a convertirse en un muñeco de pim/pam/pum en el banquillo, consciente de que el del Camp Nou es una auténtica silla eléctrica. Y tampoco prestará su imagen a nadie para que sea utilizada en la contienda electoral. 



En los planes de Pep a corto plazo figura seguir entrenando. Y no descarta dirigir un equipo de la Liga italiana y acabar como seleccionador en el extranjero. Varias selecciones, entre ellas Argentina y Brasil, se lo han propuesto.

Y sólo entonces, una vez cerrada su etapa como entrenador se plantearía volver al Barça en funciones más de despacho que de trabajo de campo. Las bravatas de Joan Laporta dejando entrever que él podría conseguir su regreso no son más que globos sondas muy suyos.

 


Deja tu Comentario