2020-05-25 19:05 Fichajes Por: Fede Peris

"No tiene nivel Barça". Así fue descartado en el Camp Nou el fichaje de Jovic

El Barça tuvo acceso a Jovic antes que el Real Madrid, pero un informe técnico le descartó: demasiado estático para la movilidad que exige el juego del Barça.



Luka Jovic pudo haberse convertido en jugador del FC Barcelona. Lo explica hoy Mundo Deportivo. Antes de ser ofrecido al Real Madrid, el Barça tuvo la oportunidad de contratarle, pero los informes eran muy negativos. "No tiene nivel para el Barça. Es un buen goleador, pero no sería capaz de sintonizar con el juego asociativo del Barça". Y fue entonces cuando su agente llamó a la puerta del Real Madrid.

El tiempo ha demostrado que el Barça aceptó rechazando su contratación y a Florentino Pérez le volvieron a engañar. Si Jovic no ha sido capaz de adaptarse al juego del patadón y la pegada del Real Madrid, mucho menos habría sabido formar parte de la irquesta de virtuosos que defienden la camiseta blaugrana.



El Real Madrid pagó 60 millones por Jovic on la ilusión de encontrar en él al goleador que no tenía la plantilla desde que Cristiano Ronaldo decidió dejar tirado al club blanco para progresar en su carrera como jugador de la Juventus. Y lo fichó basándose en los 27 goles anotados la temporada anterior en el Eintracht Frankfurt en 48 partidos. Una cifra aceptable, pero tampoco como para lanzar cohetes y muy alejada de los guarismos con los que se mueven los goleadores de verdad como Messi, Luis Suárez o Cristiano Ronaldo.

No tenía nivel para jugar en el Barça

El Barça le siguió y Pep Segura elaboró informes muy detallados de sus características. En esos informes se valoraba su habilidad para marcar goles y su capacidad para situarse en el mejor lugar y en el momento más oportuno para encontrarse con el balón y marcar.

Pero el cuerpo técnico del club advirtió que no veían a Jovic formando parte del engranaje del Barça y haciendo paredes con Messi para facilitar su avance vertical hacia la portería contraria, una virtud indispensable para hacer carrera en el Barça. 



Su juego, demasiado estático le inhabilitaba para jugar en el Barça, en donde el movimiento es clave para sorprender al rival. La decisión final la tomaron Pep Segura, Eric Abidal y Ramon Planes en Milán, después de ver un Inter-Eintracht de Frankfurt.

Después de hablar con su agente, entendieron que 60 millones eran muchos millones para lo que en realidad ofrecía el jugador, que a nivel técnico era bien poco. Pero a Florentino Pérez sí le pareció bien el precio.

 


Deja tu Comentario