2020-06-19 00:06 FC Barcelona Por: Fede Peris

El Real Madrid vuelve a recurrir al comodín del árbitro

Un gol anulado injustamente y tarjetas que el árbitro no se atrevió a mostrar a Ramos y Casemiro dieron oxígeno al Real Madrid para rehacerse en la segunda mitad de un inicio nefasto.



Un partido más, como siempre, el árbitro ha sido el mejor jugador del Real Madrid en un duelo en el que el Valencia ha superado de cabo a rabo en la primera mitad al Real Madrid, que parecía más una banda que un aspirante al título de La Liga.

El Valencia envió un balon al poste y el árbitro Sánchez Martín le echó un cable a Tebas y la Liga Profesional evitando que lo que resta de Liga sea un aburrido paseo triunfal del Barça. Hay que mantener al Real Madrid vivo hasta el final y si hay que aplicarle oxígeno, se aplica. Es lo que ha hecho Sánchez Martínez.



Fue en el minuto 21. Carlos Soler centra para Maxi Gómez, que no toca el balón y sí Varane. La pelota llega hasta Rodrigo y éste lo cuela en la portería de Courtois. Sánchez Martínez dio el gol. Pero el VAR acudió al rescate. Allí estaba González Fuertes dispuesto a echarle un cable al equipo de Florentino y el gol no subió finalmente al marcador.

Era el premio que se llevaba el Real Madrid en una primera parte nefasta en la que no jugó a nada. Sin orden ni concierto. Sin ton ni son. Zidane planteó el partido con sólo dos delanteros mostrando su grado de acomplejamiento ante un Valencia plagado de suplentes.

El árbitro siguió haciendo de las suyas. En el minuto 27 no quiso ver una mano clara de Sergio Ramos que debió ganarse la tarjeta amarilla. Al inicio de la segunda parte le propinaría un codazo en el rostro a Ferran que, por supuesto, no encontró sanción. Ramos debió abandonar el partido al inicio de la segunda mitad. Y en el 39 de la primera parte también perdonó la tarjeta a Casemiro por propinarle una patada sin balón a Parejo. Una detrás de otra.



El Valencia aún pudo volver a marcar a través de un gran disparo de Kondogbia al que respondió Courtois con un gran paradón. El árbitro y Courtois fueron los mejores del Real Madrid. Con eso está dicho todo.

¿Y Hazard? Un cero a la izquierda. Lleva la prensa de Florentino semanas intentando colocar al belga al nivel de Messi para generar ilusión entre la hinchada blanca. Pero el pobre no da una derechas. Pases al contrario, centros a nadie... Sin velocidad, sin regate, sin profundidad. Balones perdidos... Un fiasco. Lleva un gol en La Liga, cuatro menos que Ansu Fati. Y ya piden el Balón de Oro para él. Es un misterio por qué. Cosas del aparato de propaganda del Real Madrid.

Tebas puede estar tranquilo. Habrá Liga hasta el final. De eso se encargarán los árbitros. Un escándalo detrás de otro. Una constante en la historia del Real Madrid desde tiempos remotos. Ante el Valencia pudo haber quedado KO en la primera mitad, pero el árbitro se lo puso fácil para rehacerse y liquidar el partido en la segunda mitad, cuando ya debería haber tenido el partido perdido.


Deja tu Comentario