2020-06-20 00:06 FC Barcelona Por: Fede Peris

El Barça se deja media Liga en Sevilla y se pone en manos del Madrid (0-0)

Messi no estuvo afortunado y el equipo no tiene alternativas para sobreponerse. El Barça ofreció una imagen muy pobre en Sevilla, la de un equipo que sabe que se ha dejado más de media Liga en el Sánchez Pizjuán.



Aunque no lo pareciera por el espíritu mostrado en Sevilla, el Barça se jugaba la Liga en el Sánchez Pizjuán. Y el empate a cero le complica la existencia. Ahora ya no depende de sí mismo y necesita esperar un tropiezo del Real Madrid, que es ahora quien tiene el mando.

Había que ganar los once partidos que restaban. La cosa empezó bien con el 0-4 de Mallorca, pero en el segundo partido ante el Leganes (2-0) empezaron a surgir las dudas. Y hoy en Sevilla la duda es tan grande que sólo ha faltado escuchar a Piqué después del partido para sospechar que los jugadores del Barça han tirado este campeonato.



Piqué dice que la cosa está complicada porque no ve al Real Madrid perdiendo un punto. Y ha lanzado un avisó a la afición blaugrana para que vayan despidiéndose de La Liga. ¿Será que este año han elegido Champions? Con la Copa perdida, y sin triplete a la vista, parece como si La Liga hubiera perdido interés para estos jugadores que ya la han ganado muchas veces en los últimos años y con suma facilidad. ¿Le toca al Real Madrid este año?

El Barça no ha salido a jugar en Sevilla con el ánimo que debe acompañar a un líder. Ha mareado el balón de un lado para otro mientras sus jugasdores andaban y jugaban al trote. El Barça de Setién es demasiado previsible y si no aparece Messi y desequilibra, este equipo no carbura. Porque tocando y tocando y tocando se puede tener el control del balón, que no equivale a los triunfos. 

Y este abuso del pasecito corto inútil y estéril parece conducir a la pérdida de La Liga. ¿Es eso lo que ha querido decir Piqué con tanta convicción? El Barça ha tenido alguna ocasión, pocas. Muy pocas para lo que se espera de un equipo que lucha con todas las ventajas del mundo para ser campeón. Otra cosa es que no exista interés por el título. Y eso es lo que ha parecido hoy en Sevilla. En ningún momento se vio a un erquipo desesperado porque se estaba jugando La Liga.



Es curioso que Piqué tenga en el Real Madrid la fe que no tiene en el Barça. Lo cierto es que si el Real Madrid gana en San Sebastián el domingo, dependerá de sí mismo para ser campeón. Es el castigo que merece un Barça que no ha sabido ser el líder de la competición en el Pizjuán. Suárez pudo marcar el gol de la victoria en los últimos compases del partido, pero Reguilón también tuvo en sus botas el triunfo sevillista. 

La sensación que queda no es agridulce. Es completamente amarga porque no se ha visto en Sevilla a un Barça ambicioso y hambriento de triunfo. Hoy Messi ha estado gris y el Barça lo ha acusado. Es lo que tiene dependen de Messi y no tener alternativas cuando al argentino se le funden los plomos. Para eso está el entrenador, para prever estas situaciones y aportar soluciones. Pero da la sensación de que a Setién le queda grande este equipo.

El Barça se ha ido de Sevilla con la sensación de que se ha dejado allí algo más que dos puntos.

Ficha técnica

Sevilla FC , 0 - FC Barcelona, 0

Sevilla: Vaclík Jesús Navas, Diego Carlos, Koundé, Reguilón; Fernando, Jordán (Gudelj 68'), Óliver (Banega 45'); Munir (Suso 58'), Ocampos y De Jong (En Nesyri 68')

FC Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Busquets, Rakitic, Arturo Vidal (Griezmann 76'); Braithwaite (Arthur 62'), Messi y Suárez

Árbitro: José Luis González González (C. Cast-Leonés). VAR: Ricardo de Burgos Bengoetxea (C. Vasco).


Deja tu Comentario