2020-06-21 08:06 Prensa Merengue Por: Fede Peris

Quieren liquidarle por la vía criminal...¡Pero el malo es Messi!

La prensa de Florentino Pérez intenta ensuciar la imagen de Messi haciéndole pasar por un delincuente del balón.



La prensa babosa y rastrera de la Central Lechera que escribe al dictado de Florentino Pérez y que no tiene más objetivo en esta vida que hacer feliz al ser superior recurriendo a la mentira y a lo que haga falta, ha aprovechado las últimas horas para intoxicar y lanzar porquería contra Messi para tapar las miserias del Real Madrid, cuyo megacrack, Eden Hazard, se ha quedado hoy en el banquillo de Anoeta.

Roban y roban y vuelven a robar. Partido tras partido. Siempre, a lo largo de la historia. Pero para eso está el aparato de propaganda del ejército mediático que tiene montado Florentino Pérez en su caverna de la Central Lechera. Siempre tienen a mano hechos aislados como el de Ovrebo o Aytekin para responder al robo continuado del Real Madrid a lo largo de la historia.



Esta vez la han tomado con Leo Messi y han lanzado una campaña infame reclamando su expulsión en el Sánchez Pizjuán por responder ante las constantes agresiones de que estaba siendo objeto por parte del defensa sevillista Diego Carlos sin que el árbitro se inmutara. Seguramente porque se trata de eso, de acribillar a Messi para menguar el potencial del Barça y que el Real Madrid lo tenga más fácil para ganar esa Liga que se le resiste y que tanto anhelan sus seguidores españolistas.

En Sevilla a Messi le dieron hasta en el carnet de identidad. Acabó marcado en las piernas por culpa de un árbitro tendencioso que alentó la caza al argentino. Patadas, agarrones, planzachos, codazos. Intentaron parar a Messi por lo civil y los del Sevilla recurrieron a lo criminal, tal y como recomienda el vocero de Florenti, con plaza en el palco del Bernabéu, Eduardo Inda, un aventajado tribulete en el arte de la intoxicación y la mentira a favor de los intereses del ser superior que todo lo domina y controla.

Messi se cabreó, se encaró con Diego Carlos y repelió una agresión con un manotazo. Pero la verdad acaba resplandeciendo y en el primer entrenamiento en la Ciutat Esportiva se han podido apreciar las "caricias" que el defensor sevillista dejó impresas en las piernas de Messi, lo que deja al nivel del palanganerismo a la prensa babosa de Florentino Pérez, la misma que se pone la bufanda y sólo ve lo que quiere ver.



Lamentable que quieran hacer aparecer a Leo Messi como si fuera un Pepe cualquiera, un delincuente del fútbol, para emborronar así su ejemplar trayectoria profesional de quince años al máximo nivel.

Eso lo produce la envidia y la rabia que provoca no tener a otro parecido. Lo tuvieron casi parecido, pero les dejó tirados traicionándoles y cambiándoles por algo mejor, la Juventus. 

 


Deja tu Comentario