2020-06-29 00:06 FC Barcelona Por: Fede Peris

El Real Madrid tira de tikitaka para liquidar a un Espanyol "cagao"

En Madrid ya se cuestionan la posibilidad de que Benzema sea mejor que Messi por un taconazo. Parece que ya se han olvidado de que los fenómenos eran Hazard y Vinicius hasta ahora.



Benzema recibe el balón después de estar en fuera de juego posicional antes de recibirlo. Si la jugada acaba en gol contra el Real Madrid, es fuera de juego posicional, como se pudo ver en San Sebastián en el gol anulado a la Real Sociedad. Pero si el beneficiado es el Real Madrid, naturalmente el jugador en fuera de juego posicional, en este caso Benzema, no interfiere en la trayectoria de la pelota, aunque luego dé una asistencia de gol.

Así es la justificia en el fútbol español. Así es la justicia en la Liga más corrupta y falsa de Europa. Una vez más el árbitro ha dado aire a un Real Madrid espeso en el que Hazard, el galáctico llamado a ser encumbrado a Balón de Oro por la propaganda palmera de Florentino Pérez, fracasa de forma estrepitosa.



¿Y si Messi no es el mejor?

"¿Y si Messi no es el mejor en esta Liga?", se pregunta el diario Marca, el más servil de los medios hacia su majestad Florentino Pérez. Y todo por un taconazo de Benzema que para la prensa palmera y genuflexa que vive del Real Madrid ya merece honores de Balón de Oro. Son así. Un gol de Vinicius es celebrado como si se llevara la Bota de Oro. Un taconazo de Benzema recibe catalogación de obra maestra. Y ya se cuestionan que Messi no es el mejor de La Liga. ¡Menudo sacrilegio! ¿Lo será Benzema por un taconazo? No están acostumbrados a exquisiteces y se vuelven locos por cualquier bobada.

Es tanta la diferencia que separa a Messi de los demás que un detalle de cualquiera puede ser elevado a los altares. Messi ofrece cinco en cada partido y eso no es noticia. En Mallorca Messi anotó un gol y dio otros dos. Lo normal. A nadie se le ocurrió destacar su actuación como algo excepcional. Lo habitual. Pero en Madrid son así. En las tres últimas Ligas Leo Messi ha intervenido en 133 goles y Benzema en 65.. Pero el mejor es Benzema. Las cifras hablan por sí solas. Pero de este taconazo vamos a oír hablar durante años, como del de Guti.

Hazard... ¡menudo petardo!

Y si no es Benzema el mejor, Hazard es el candidato. ¡Menudo petardo! El fichaje galáctico de Florentino es un fiasco. Un churro de futbolista. Y luego ha salido a sustituirle Vinicius "para revolucionar el partido". No ha revolucionado nada, ha perdido más balones de los que ha jugado y se ha ganado a pulso la expulsión. Dos entradas merecedoras de tarjeta amarilla, pero sólo una señalada. Son las cosas del Real Madrid. Ese es el balance del otro fenómeno de un Real Madrid muy necesitado de cracks.



Esta vez el rival era tan flojo, tan flojo, tan flojo que ni ha necesitado que Mateu Lahoz le echara un cable. De todas formas, ahí estaba, para lo que hiciera falta... por si acaso. Y el Espanyol, ese equipo que cuando tiene enfrente el Barça sale a comerse el mundo, ha saltado al césped cagado, como ya es habitual cuando tiene al Real Madrid delante.

El Real Madrid saca adelante un partido más. Le quedan siete. Se limita a aprovechar los favores que le hace el Barça porque como líder... líder de pacotilla. En Cornellà no ha creado situaciones de gol. Las justas. Se ha llimitado a tener la posesión del balón. ¿Les suena? Pues a eso juega el Madrid, a controlar el balón y practicar el tiki-taka.

 

 

 


Deja tu Comentario