2020-08-08 12:08 Real Madrid Por: Redacción MB

¿Se puede permitir el Real Madrid el lujo de pasar de Bale?

El partido del Etihad tampoco parecía el idóneo para que Bale mostrara su mejor versión.



Gareth Bale no hubiera sido la solución para pasar a cuartos. El Real Madrid perdió por dos errores individuales, normalmente inconcebibles, y el City jugó muy bien sus cartas. A parte de que el galés prefirió borrarse directamente del equipo, tampoco hubiera sido un partido como para que él demostrara los atributos que, aparentemente, todavía se supone que le quedan. 

Son algunos oportunistas los que ahora, tras caer eliminados, se preguntan por Gareth Bale. Parece que se les ha olvidado que fue el propio futbolista quién pidió a Zidane no viajar a Manchester. No está comprometido con el grupo y sería una falta de respeto tremenda al resto de jugadores que, antes que ellos, él pudiera tener minutos.

De hecho, Rodrygo, en quién Zizou confía plenamente, demostró que va a ser un crack mundial. El brasileño fue la novedad en el once del Real Madrid y se convirtió en uno de los mejores del partido. De sus botas sale el centro milimétrico que remata Benzema y acaba en gol (1-1) en el marcador. 

Después saltó al césped Asensio, que no tuvo mucho protagonismo. El partido ya estaba roto y poco podía hacer el mallorquín para darle la vuelta al electrónico. Si ni con actitud se pudo, menos aún con apatía, como la que derrocha Bale, y con cero ganas de jugar al fútbol. Hubiera sido incluso peor. 

Realmente, Bale le quitó un peso de encima a Zidane pidiéndole no viajar a Manchester. Ya tiene la excusa perfecta para pedirle al club que intente darle salida lo antes posible. El galo no quiere tener jugadores que no están comprometidos con el grupo y, si opta por quedarse el año que viene, le esperará un año en la grada. 

Aunque no se haya podido pasar a cuartos, Zidane despide la temporada con la cabeza alta. Ha ganado una de las Ligas más reñidas de los últimos años y en Champions ha caído, con dignidad, ante un equipo top de Europa como es el Manchester City. Es la primera vez en toda su carrera como entrenador que pierde una eliminatoria de la Copa de Europa y, si tiene que dar explicaciones a alguien, seguro que no será a Gareth Bale.




Deja tu Comentario