2020-08-22 11:08 Leo Messi Por: Redacción MB

El Inter es un polvorín: ¿Este es el club que quiere fichar a Messi?

El Inter ha jugado la final de la Europa League por no dar la talla en la Champions ante los suplentes del Barça, el entrenador está cabreado y el presidente feliz por no haber ganado nada.



El Inter es uno de los clubes que oficialmente se han interesado por fichar a Leo Messi. No es más que un bulo que durará lo que dure el anuncio de Messi se seguir en el Barça. El Inter no sólo no está en condiciones de pagar 700 millones por Messi y de abonarle un contrato de 100 millones anuales, sino que además es un polvorín. Si el Barça vive momentos de turbulencia, lo del Inter es un auténtico terremoto.

El castigo de la Europa League

El Inter perdió anoche la Europa League ante el Sevilla, un equipo del segundo escalón en España. Hace diez años que el Inter no gana nada relevante. Y conviene recordar lo que significa caer en la final de la Europa League. El Inter jugó esa final en primer lugar porque no dio la talla en la Champions League y fue expulsado de esa competición. Precisamente porque le tocó en el grupo del Barça y acabó tercero, la posición que recibe el "castigo" de jugar la Europa League, tal y como le sucedió al campeón, el Sevilla.



Además, en su fracaso en la fase de grupos de la Champions League perdio sus dos partidos con el Barça. El de San Siro fue especialmente humillante porque el Barça jugó sin Messi y sin casi todos sus titulares. Le bastaron los suplentes para salir vencedor de Milán y dejar al Inter fuera de la Champions.

El entrenador, cabreado

Y si lo que busca Messi es la armonía que supuestamente no existe en el Barça, no es el Inter el escenario más adecuado para encontrarla. Al término del fracaso del Inter ante el Sevilla, su entrenador, Antonio Conte, dijo: "Es justo querer construir algo importante, pero también es fundamental la armonía. Tengo una familia, y debo entender si la prioridad para mí es el fútbol o los míos". Conte habló de problemas personales surgidos durante el curso: "Todo tiene un límite, si hay situaciones que llegan a influir en mi familia todo esto ya no funciona. Ya dije lo que opinaba, si piensan que daré marcha atrás están equivocados. Algo ha pasado, es inútil esconderlo".

Mucho lío en el club neroazzurro, en donde andan todos peleados mientras pasan los años y la entidad no recobra el prestigio que consiguió a principios de los sesenta de la mano de Helenio Herrera y Luis Suárez. 



El conformismo del presidente de un club perdedor

Pero lo que debe preocupar a Messi es el conformismo de su presidente, el chino Steven Zhang, que ha valorado la temporada de su equipo como excelente a pesar de que lo mejor que ha hecho es alcanzar y perder la Europa League. No es ese el grado de ambición que precisa Messi para cumplir los últimos años de su carrera.

Después de cerrar el año sin ganar nada, el presidente del Inter ha dicho: "nuestra temporada es positiva, si miramos toda nuestra temporada lo hemos hecho bien. Llegamos a una final y luchamos para ganarla. Estamos haciendo un óptimo trabajo. Ganar o perder forma parte del fútbol. Queremos seguir mejorando de cara a la próxima temporada. Este año no pudo ser, lo intentaremos la próxima. Es lo bueno de la competición, siempre se puede tratar de mejorar".

Cuesta mucho ver a Messi feliz en un club que no gana nada en una temporada y que se siente feliz por llegar a la final de la Europa League (un castigo) y perderla. Además, si Messi tiene quejas del potencial y nivel de la plantilla del Barça, se subiría por las paredes si se pusiera la camiseta neroazzurra interista.


Deja tu Comentario