2020-08-25 20:08 Leo Messi Por: Redacción MB

¡¡Messi se declara en rebeldía!!

Messi no tiene intención de presentarse el próximo lunes a las pruebas de PCR previas al inicio de los entrenamientos.



Leo Messi está muy enfadado con el Barça y no tiene intención de presentarse a las pruebas PCR del próximo lunes como paso previo al inicio de los entrenamientos con Ronald Koeman al frente el martes. Está dispuesto a declararse en rebeldía. Ni quiere volver a pisar el Camp Nou ni tiene previsto despedirse de Bartomeu.

Los desprecios de Bartomeu a Messi

Es tan distante la relación que le une al presidente del Barça, que incluso le ha comunicado su deseo de abandonar el club vía burofax. Messi no quiere saber nada de Bartomeu después del cúmulo de desprecios que ha tenido que soportar en los últimos días. 



La estrella argentina ha entendido que el club quiere venderle. Y se lo ha demostrado poniendo en el mercado a sus amigos Luis Suárez, Jordi Alba y Arturo Vidal, en una decisión que para él constituye una agresión y una declaración de guerra en toda regla.

Messi quiere irse gratis

Y ha respondido. Si se van ellos, me voy yo. Y quiere irse gratis. Una cláusula en su contrato recoge que si antes del 31 de mayo de cada temporada comunica su intención de irse, puede hacerlo con la carta de libertad en el bolsillo. El 31 de mayo ya ha pasado y Messi no ha comunicado nada al club, por lo que la directiva considera que el contrato queda prorrogado un año más con la puerta abierta a la salida a través de la cláusula de rescisión de 700 millones de euros, que naturalmente nadie va a pagar.

Y Messi tiene otra versión. La temporada ha sido atípica y ha finalizado más tarde de lo habitual, por lo que comunica ahora que se va y espera que sea sin tener que abonar la cláusula de rescisión. Y ahí va a chocar otra vez con Bartomeu, que necesita del dinero de su traspaso como el agua de mayo. Lo único que va a conseguir Messi de Bartomeu es que rebaje su cláusula de 700 a 300 millones, suficiente para que el presidente pueda salir del atolladero y maquillar las cuentas del Barça en sus últimos siete meses de mandato.



¿Quién está detrás de Messi?

No es un salto al vacío. Messi tiene varias puertas abiertas de clubes poderosos interesados en sus servicios a coste de traspaso cero. Puede elegir. En Italia, Inter y Juventus. En Francia, PSG, en donde podría reencontrarse con Neymar. Y en Inglaterra, el Manchester City y el Manchester United. Todos están dispuestos a mejorarle los ingresos que tiene en el Barça (45 millones netos) siempre y cuando se presente con la carta de libertad.

En los próximos días asistiremos a una lucha sin cuartel cruenta, aunque habrá acuerdo. Messi quiere irse. Y Bartomeu también quiere que se vaya... pero dejando dinero.


Deja tu Comentario