2020-08-31 19:08 Leo Messi Por: Redacción MB

¿A Messi le gusta más el bodrio-proyecto del Inter, City o PSG?

No cuela la versión del entorno de Messi que trata de culpar a Bartomeu como causante de su deseo de traicionar al Barça.



Salvo temporadas excepcionales como la actual, Leo Messi ha ganado títulos a puñados durante los 15 años quelleva en el equipo profesional del Barça. Y ahora da a entender que no le gusta el proyecto del club y que por eso quiere cambiar de aires.

Resulta llamativo que no le guste a la estrella el proyecto de un club en el que ganar sólo la Liga y quedarse en la semifinal de la Champions League es sinónimo de fracaso. Y da la sensación de que le convence mucho más el proyecto del Manchester City: 1.300 millones gastados en fichajes con Guardiola para estrellarse año tras año en la Champions y ganar la Premier de uvas a peras. 



O quizá e gusta más el proyecto del Inter, cuyo presidente ha calificado la última temporada de su equipo como excelente después de acabar en blanco y consiguiendo su mejor logro alcanzado la final de la Europa League una competiciòn pensada para equipos mediocres a la que llegó el Inter después de ser expulsado, por mediocre, por el Barça en la fase de gurpos de la Champiosn League, una competición que le viene grande al Inter.

Lo del proyecto no cuela, es un camelo. Y Bartomeu ha dejado retratado a Messi invitándole a decir públicamente que el problema es él y su proyecto y que en ese caso está dispuesto a presentar la dimisión.

Y Messi ha callado porque no tiene respuesta para Bartomeu. A Messi ya le va bien la coartada, que parezca que alguien le está haciendo la vida imposible y que le echan del Barça en contra de su voluntad. Así puede enmascarar su deseo de dejar el Barça para llenarse llos bolsillos arruinando al club que le ha hecho un hombre y le ha convertido en el mejor futbolista del mundo.



El marrón se lo queda en exclusiva Bartomeu y él se va de rositas, como víctima de algún tirano que le tenía martirizado. Pero la realidad es bien diferente. De lo contrario, Messi habria recogido el guante y habría denunciado a Bartomeu. Pero no lo ha hecho, precisa de burofaxes redactados por abogados y asesores para darle sentido a una decisión que ha herido al barcelonismo y que puede dejar tocados a los millones de seguidores barcelonistas que e han venerado durante años.

Lo de que el proyecto del Barça no le gusta no cuela. Ni son ni han sido mejores los proyectos de los clubes que se disputan su fichaje. Messi (o sus asesores) deberán buscar otra excusa)


Deja tu Comentario