2020-09-13 15:09 FC Barcelona Por: Pedro Riaño

El Madrid saca su aparato de propaganda para limpiarle la cara a Hazard

El Real Madrid intoxica vendiendo como una gran actitud profesional el machaque de Hazard en el gimnasio cuando la realidad es que va muy retrasado en su preparación.



Existe en el Real Madrid un mosqueo tremendo con Eden Hazard. El último galáctico de Florentino Pérez no ha justificado en ningún momento los 160 millones que costó y además parece tener problemas con su forma física para alcanzar el peso adecuado. Los acontecimientos de esta semana han obligado al club a salvarle la cara echando mano de su maquinaria propagandística.

Cuando un club tiene que bombardear en los medios y redes sociales distribuyendo imágenes en las que se aprecia lo mucho que trabaja en el gimnasio un jugador es porque existe la necesidad de tapar sus carencias. Es lo que está pasando con Hazard.



Ha habido mosqueo y del grande por su comportamiento. Sin pasar por Valdebebas, Hazard inició la temporada con Bélgica sin jugar un solo minuto de los dos encuentros jugados por su selección. Mientras tanto, el seleccionador belga explicaba que hay que ir con cuidado porque Hazard se puede romper. Y Hazard inició la temporada teóricamente en perfecto estado físico. 

Sin embargo, como ya es habitual en él, aunque no había lesión sí había exceso de peso. El club blanco le ha puesto a trabajar para perder los kilos que le sobran y has aprovechado para filmarle trabajando para que parezca que se toma las cosas muy en serio.

Es evidente que Hazard se machaca en el gimnasio. No hace falta que el Real Madrid nos bombardee con imágenes. Lo que el Real Madrid no explica es por qué Hazard tiene que hacer trabajo extra en el gimnasio si no está lesionado.



Hay mucho mosqueo en el Bernabéu, especialmente después del papel irrelevante del internacional belga en el último castañazo que se pegó el equipo de Zidane en Europa, cuando Guardiola les dejó fuera en octavos de final por segundo año consecutivo.

La cuestión es que al no aparecer por Valdebebas y largarse con Bélgica, ahora lleva dos semanas de retraso respecto a sus compañeros. Por eso tiene que machacarse en el gimnasio. Y eso para el Real Madrid es motivo de aplauso.

 

 


Deja tu Comentario