2020-10-10 16:10 Leo Messi Por: Pedro Riaño

Messi ya ha decidido dónde acabará su carrera (y no es en el City)

"Con otra directiva, Leo va a querer seguir en el Barça", ha dicho Luis Suárez, quien mejor conoce los planes de futuro de Messi.



Leo Messi ya ha visto la luz. Le ha abierto los ojos la moción de censura contra Josep Maria Bartomeu y la confirmación de que su guerra declarada contra el presidente ha calado entre la afición. Superada ya la rabieta por el despido de mala manera de sus amigos Luis Suárez y Arturo Vidal, la constatación de que el causante de su berrinche ya está fuera le permite contemplar el futuro con más tranquilidad. Ya no tiene prisa por salir.

Los dos motivos que le llevaron a enviar el burofax

Los días, las horas, de Bartomeu como presidente del Barça están contadas. Y eso llena a Messi de felicidad. Su relación es, de hecho, inexistente. Hace mucho tiempo que no hablan cara a cara y los contactos se han producido a través de Jorge, el padre del jugador.



Messi no estaba dispuesto a seguir un minuto más en el Barça conviviendo con quien había echado del club a su amigo Luis Suárez. Esa era una de las causas que le incitaron a enviar el polémico burofax. La otra, aunque desde su entorno se niegue, es puramente económica. Los "malabares" de Bartomeu han llevado al club más poderoso del mundo, el que más factura, a una situación de colapso económico del que se resiente directamente la masa salarial de la plantilla... y los ingresos de Messi.

Jugadores regalados, entre ellos el amigo Luis Suárez

Al disminuir los ingresos de forma alarmante, el club se ve en la necesidad de reducir en la misma proporción el límite de la masa salarial de sus jugadores para que no rebase el tope marcado del 70% de los ingresos globales del club. De hecho, el Barça estaba en disposición de fichar a Eric García y Memphis Depay en la ventana del mercado veraniego, pero fue el propio Tebas quién paró las operaciones porque si no había salidas que dejaran dinero en el club (Dembélé) no se podían contratar nuevos jugadores.

Por eso el club ha regalado a jugadores como Rakitic, Luis Suárez o Arturo Vidal. El club no está en condiciones de respetar los contratos firmados con todos sus jugadores. Y retener a Messi, que se lleva él solo 100 millones del pastel, significa tener que renunciar a otros. A Messi ya le han tocado el bolsillo y eso no le ha gustado. Y entre el disgusto por el despido de su amigo y que ve que con este presidente le va a costar ingresar la cantidad que tenía pactada con el club en su contrato, se lanzó en brazos de Pep Guardiola, que sí le garantizaba cobrar sin problemas lo mismo que está recibiendo en el Barça.



Pero todo eso puede cambiar. Bartomeu está sentenciado. No hará falta esperar a las elecciones de marzo. Está previsto que presente su dimisión en los próximos días para evitarse la humillación de que le echen los propios socios con sus votos. Y Messi ya puede respirar. Ha mantenido contactos con los dos grandes favoritos a suceder a Bartomeu en las próximas elecciones, Víctor Font y Joan Laporta. Los dos le han dicho que cuentan con él, que sus problemas económicos serán resueltos y que el club recuperará el potencial de plantilla que necesita para volver a ser campeón. El hecho de que Xavi Hernández y Pep Guardiola giren en la órbita de estos dos candidatos le tranquiliza.

"Con otra directiva, Leo querrá seguir en el Barça"

Y su propio amigo, Luis Suárez, ha confirmado la idea de Messi sobre su futuro. En una entrevista para '90 minutos', el exjugador del Barça ha dicho: “Leo es consciente de lo que es para el Barcelona. Le ha dado cosas que el club nunca se imaginó. Él tiene que seguir siendo el número 1, el mejor y ser feliz”.

Y ha añadido: “Puede estar la posibilidad de que Messi juegue en otro club, pero si vuelve a sentirse cómodo, feliz y llega otra directiva va a querer seguir en el club. Como amigo voy a estar contento si le va bien ahí y si se tiene que ir a otro club, también”.

Lo dice Luis Suárez, el hombre que mejor conoce a Messi. Y lo ha dicho después de un largo viaje juntos en el avión particular de Leo. En ese vuelo se hablaron de muchas cosas. Y Luis Suárez sacó sus conclusiones: "Con otra directiva, Leo querrá seguir en el Barça". Más claro, el agua. ¿Dónde va a estar mejor? Le dará una alegría a su hijo Thiago.


Deja tu Comentario