2020-10-21 17:10 El Soplo Por: Redacción MB

La bronca de Koeman a un peso pesado que asustó al vestuario

Koeman reprochó agriamente a Piqué su error infantil y no haber sabido reaccionar pensando que era mejor encajar el 3-1 que perderle por la expulsión para el Juve-Barça de la semana que viene.



Los jugadores del FC Barcelona descubrieron anoche, al término del Barça-Ferencvaros de Champions League, la cara más agria de un Ronald Koeman al que todavía no conocían. No hay que olvidar que el actual técnico del Barça fue en su época uno de los mejores defensas del mundo y, como tal, sintió que le asistía la autoridad moral para desplumar a Gerard Piqué ante todos.

Koeman le echó en cara al central su error infantil al permitir que el delantero húngaro se plantara solo ante Neto. Eso fue un despiste y Koeman lo entendió (aunque ya van varios esta temporada).



Lo que Koeman no entendió, y de ahí la bronca, fue que Piqué no hiciera uso de su inteligencia para calibrar que para el equipo era mucho mejor encajar ese gol, que hubiera supuesto el 3-1 y que no hacía peligrar la victoria blaugrana, que provocar la tarjeta roja, que impedirá al equipo contar con su presencia en el decisivo partido de Turín ante la Juventus la semana que viene.

Piqué ha decepcionado a Koeman

A Koeman le ha decepcionado Piqué, de quien esperaba más rigor y profesionalidad en sus acciones. Y así se lo hizo saber ante el resto de compañeros, que no habían visto cosa igual con sus últimos entrenadores, Valverde y Quique Setién.

Koeman mostró su cara oculta, dejando claro que detrás de su aspecto de bonachón se esconde un profesional que no está dispuesto a pasar por alto los errores infantiles de sus estrellas. Y los jugadores del Barça tomaron buena nota.



La expulsión infantil de Piqué deja al Barça muy vulnerable en su parcela defensiva central de cara al partido de Turín. Koeman sólo podrá echar mano de Lenglet y del inexperto Araujo, sin quedar más opciones de recambio porque con Umtiti no se puede contar.


Deja tu Comentario