2020-12-04 18:12 Leo Messi Por: Redacción MB

Al Barça le costará 30 millones dejar escapar a Messi

Bartomeu le firmó un finiquito a modo de bonus de fidelidad que compromete al club a abonarle 30 millones el día que deje el Camp Nou.



Todo lo relacionado con Leo Messi y el FC Barcelona suena a película de ciencia ficción. La última novedad es que si Messi decide acogerse al redactado de su contrato que le permite abandonar el club a coste cero, es decir, sin dejar ningun beneficio en las arcas del Barça, sangrará aún más la economía del club percibiendo 30 millones de euros como finiquito.

El tema es surrealista. El Barça deberá pagar 30 millones por perder a Messi. Pero es lo que hay. Es el resultado de los contratos firmados por Bartomeu. Tampoco es una novedad en el club. También Xavi e Iniesta dejaron el Barça cobrando un finiquito millonario. Aunque en sus casos fue de 12 millones de euros.



El Barça no puede mantener a Messi

La cruda realidad es que el Barça no puede mantener a Messi. El presidente de la junta gestora, Carles Tusquets, ha reconocido que económicamente al club le habría interesado vender a Messi este verano y ha admitido que no hay dinero ni para pagar las nóminas de los jugadores mientras el Camp Nou se cae a pedazos.

El Barça no está en condiciones de mantenerle a Messi los 100 millones de ficha que ha percibido hasta ahora, por lo que su marcha del club está cantada a final de temporada o incluso en el mercado de invierno.

Endeudarse (más) para pagar el finiquito de Messi

Y será una despedida doblemente dolorosa. Por una parte, el club perderá a su icono de los últimos quince años. Por otra, tendrá que endeudarse aún más para premiar a Messi por su marcha con esos 30 millones estipulados en su contrato. El final más triste que podía vivir Messi como jugador del Barça, el club de toda su vida... hasta ahora.



Messi no tiene dudas, el club le debe dinero. Ha incumplido varios plazos en sus pagos. Además, le piden que recorte su ficha en un 30% y se cuestiona que el nuevo presidente pueda cumplir su palabra abonándole ese "bonus de fidelidad" de 30 millones de euros que llegará en el momento más inoportuno.

La situación es tan dramática, que ninguno de los nueve precandidatos a suceder a Bartomeu en la presidencia cuenta con Messi en el Barça del futuro. No es que no lo quieran o que interpreten que ha iniciado su declive. Es que el Barça no puede permitirse el lujo de disfrutar de una estrella acostumbrada a cobrar 100 millones al año.

 


Deja tu Comentario