2020-12-06 21:12 Fichajes Por: Redacción MB

La salida de Bartomeu acerca a Messi al PSG y a Mbappé al Barça

Víctor Font y Joan Laporta están dispuestos a dar todo tipo de facilidades para que Messi se vaya a París a cambio de Mbappé. El objetivo es dejar a Florentino sin su sueño.



El mal rollo entre PSG y Barça ha tocado a su fin tras la marcha de Bartomeu, el presidente que intentó hurtar a Verratti y que obtuvo una respuesta contundente de su colega Nasser Al-Khelaiffi llevándose a Neymar pagando sin pestañear los 222 millones de su cláusula.

Las cosas han cambiado. Ahora el PSG quiere a Messi, más por lo que puede ofrecerle a nivel de marketing e imagen como espaldarazo a su intención de convertirse de pleno derecho en un grande de Europa que por lo que se espera que pueda dar de sí el argentino con su juego, decepcionante a sus 33 años en el Barça.



El PSG no quiere peleas con el Barça por Messi

Y Leonardo, el director deportivo del PSG, ha querido dejar claro que el PSG es un club señor y que no contactará con ningún jugador con contrato en vigor, refiriéndose a Messi, y matizando que no quieren peleas con el nuevo Barça. Lo que no dice es que Neymar tenía contrato en vigor y al PSG no le importó negociar con él y llevárselo pagando la cláusula.

Pero ahora las cosas son diferentes. Bartomeu no está y el mal rollo con el Barça ha tocado a su fin. Tanto Víctor Font como Joan Laporta, los dos candidatos a la presidencia del Barça con más posibilidades de salir elegidos, tienen sobre la mesa muchas cartas para jugar y ganarse el aprecio del club parisino.

La estrategia de ambos candidatos pasa por facilitar el trasvase de Messi al PSG a cambio de que el club francés envíe a Mbappé al Barça. A favor del club catalán juega que en Francia ven más rival en Europa al Real Madrid que al equipo azulgrana y prefieren reforzar al Barça antes que al club blanco. 



El Barça estaría dispuesto a pagar 150 millones por Mbappé

Por otra parte, el Barça intentaría colocar en la operación a Dembélé, un jugador con gran cartel en Francia, valorándolo en 50 millones, por lo que el precio a pagar por Mbappé, a un año de finalizar su contrato, sería de 150 millones, menos los 50 de Dembélé. El Barça no tiene dinero para afrontar una operación así, pero hay que pensar que la marcha de Messi dejaría en tesorería un vacío de 100 millones que no habría que pagarle y que podrían destinarse a otras partidas. Por ejemplo a Mbappé.

Por otra parte, los candidatos cuentan con que la aparición de la vacuna del Covid-19 permita recuperar la normalidad en el mundo del fútbol, por lo que el Barça debería recuperar el ritmo económico normal que iba a llevarle a superar en la pasada temporada los mil millones de euros de ingresos.

La jugada financiera del Barça

Y recuperada la normalidad, el Barça estaría en condiciones de pagar 100 millones por Mbappé mientras libera los 100 millones de Messi y los 20 de Dembélé de su masa salarial, resevando para Mbappé una cifra cercana a los 50 millones. Económicamente el Barça saldría ganando. 

Por otra parte, está el interés por privar al Real Madrid del fichaje soñado por Florentino Pérez, que con las obras de su estadio se ha quedado sin dinero para fichajes y no está en condiciones de pagar 150 millones ni por Mbappé ni por nadie. Los candidatos a la presidencia del Barça lo tienen claro. Se han hecho a la idea de perder a Messi, pero quieren algo a cambio para que la marcha del argentino al PSG se oficialice de buen rollo. Lo que es evidente es que el PSG no puede mantener en la misma plantilla a Messi, Neymar y Mbappé (entre los tres se llevarían 200 millones de euros).

El presupuesto del PSG apenas supera los 600 millones de euros, por lo que su masa salarial está limitada por un tope de 400 millones. Es decir, que conservando a Mbappé y Neymar e incorporando a Messi, entre los tres se llevarían la mitad de la masa salarial, quedando 200 millones para los demás. Algo imposible teniendo en cuenta la cuantía de las fichas de sus futbolistas. 

Los candidatos a la presidencia del Barça ya se han hecho a la idea de perder a Messi. Y ahora intentan sacarle el máximo rendimiento y, de paso, hacerle una trastada a Florentino Pérez.


Deja tu Comentario