2021-01-10 12:01 FC Barcelona Por: Redacción MB

El exmadridista "llorón" Soldado montó el show insultando a Koeman

Soldado insultó y amenazó con el dedo desde el campo a Koeman mientras el balón estaba en juego.



Roberto Soldado no aprovechó las clases de señorío que supuestamente el Real Madrid imparte a sus canteranos cuando pasan por sus equipos inferiores. Lo que sí ha calado en él es su facilidad para el lloriqueo y pataleo de los equipos perdedores. Y lo demostró con su concepto de la deportividad no aceptando el 0-4 que le endosó el Barça a su equipo, el Granada, ayer en Los Cármenes. Soldado es de los que nos quiere convencer de que se puede ganar por 0-4 gracias al árbitros. Y, además, después de una exhibición de fútbol ante un rival incapaz de plantar cara.

Soldado, que desde que salió de la cantera del Real Madrid ha ido por ahí dando tumbos, agota su carrera profesional, ya con 35 años, en el Granada. Ayer salió como titular ante el Barça y no dio una a derechas. Las vio todas cuadradas. Y eso que el Barça jugó sin sus tres centrales titulares, lo que obligó a Koeman a recurrir a última hora a Umtiti. El Barça fue sumando goles ante su desesperación y él se empeñó en buscar excusas para esconder sus miserias y las de su equipo.



Insultos y amenazas de Soldado a Koeman

Según explica hoy el diario Sport, Soldado, que fue el causante de la inhabilitación del fuera de juego en el primer gol de Griezmann en Granada, porque el balón le llegó precisamente de él, fue el que más protestó al árbitro mostrando su total desconocimiento del reglamento. Y acabó encarándose con Koeman.

En el DNI de Soldado ya consta su carácter difícil y su predisposición a protestarlo todo ante los árbitros, por lo que su comportamiento en Granada no es novedad, y más tratándose de un antibarcelonista como él. Koeman le pidió al árbitro que pusiera fin a las protestas de Soldado con una tarjeta y éste se revolvió contra él insultándole desde el césped y señaladándole con el dedo, en plan amenazante. El partido continuó, tal y como explica Sport, y Soldado no cesó en sus insultos y amenazas a Koeman.

Estaba el tipo tan desquiciado que su entrenador optó por sustituirlo porque su juego en nada contribuía a fortalecer al Granada para tratar reducir la ventaja del Barça, que entonces era de 0-3. Los años no pasan en balde y Soldado ya es una caricatura de futbolista que trata de compensar con malos modos sus carencias físicas evidentes.



 


Deja tu Comentario