2021-01-10 06:01 Fichajes Por: Redacción MB

Sergio Ramos pudo ser del Barça en 2005, pero Laporta lo estropeó

En 2005, cuando estaba en el Sevilla, el Barça le hizo a Ramos una oferta superior a la del Real Madrid, pero el central andaluz prefirió vestirse de blanco y huir del independentismo del Barça de Laporta



"No traería a Ramos, es un emblema del Real Madrid y no puede venir bajo ningún concepto. Ojalá hubiera venido cuando estaba en el Sevilla y fue ofrecido al Barça. Nosotros lo habríamos fichado".

Son palabras de Toni Freixa, directivo del Barça cuando Sergio Ramos se puso a tiro y ahora candidato a la presidencia del club catalán. Sergio Ramos no fichó por el Barça porque prefirió el Real Madrid y porque el club blanco, que dudaba entre Milito y él, le eligió a él.



Eso ocurrió en 2005, con Laporta en la presidencia del Barça. El Barça se quedó con Milito y el Real Madrid acertó porque Milito era un jugador frágil y propenso a lesionarse y porque su rendimiento confirma que Ramos ha sido uno de los mejores fichajes de la historia del club blanco.

Ahora lamentan en el Barça no haber puesto más interés en Sergio Ramos cuando el Sevilla lo ofreció a los dos grandes del fútbol español. Querían a Ramos para sustituir a Rafa Márquez y para formar la pareja del futuro junto a Carles Puyol en el centro de su defensa. Pero Florentino Pérez, una vez, más les dejó con la palabra en la boca.

El politiqueo de Laporta

Lo cierto es que el Barça le hizo a Ramos una oferta que superaba lo que le ofrecía el Real Madrid y durante unos días el central de Camas estuvo valorando con la familia la mejor decisión.



Sin embargo a Ramos le tiraba el Real Madrid y desconfiaba de un presidente independentista con el que nunca se habría sentido cómodo. A Ramos nunca le ha gustado el politiqueo en el fútbol. Esa fue una de las razones que impulsaron a Ramos a fichar por el Real Madrid a pesar de que en el Bernabéu iba a cobrar menos que en el Camp Nou.

Después de llevarse a Figo al Real Madrid, Florentino Pérez le había quitado a Laporta el fichaje de David Beckham. Y después el de Sergio Ramos. Mediáticamente fue más duro para el barcelonismo el palo de ver a Beckham vestido de blanco. Sin embargo, con los resultados en la mano, el error histórico del Barça ha sido permitir que Sergio Ramos fichara por el Real Madrid.

 


Deja tu Comentario