2021-02-17 15:02 FC Barcelona Por: Fede Peris

Griezmann se fue a París... y perderá la silla

A Koeman no le ha hecho gracia el viaje de Griezmann a París saltándose las normas ciudadanas de confinamiento poco después de acabar el partido del Camp Nou.



En cuanto finalizó el Barça-PSG, Antoine Griezmann salió disparado a la ducha y en media hora ya estaba en el aeropuerto de El Prat para coger un avión que le llevaría a París a disfrutar de los dos días de fiesta que Koeman ha dado a su plantilla como "premio".

Se entiende que Piqué se encarara con él durante el partido. Poco concentrado se le vio en su trabajo, quizá porque estaba más pendiente de llegar a tiempo al aeropuerto para que no se le escapara el avión.



Griezmann es muy libre de hacer lo que le plazca fuera de su profesión, pero deja muy en el aire su compromiso con el club que le paga casi 50 millones de euros al año. No es de recibo que después de una humillación como la de anoche los aficionados puedan verle en el aeropuerto disponiéndose a disfrutar de dos días de descanso en París.

Griezmann está citado el viernes en la Ciutat Esportiva para empezar a preparar el próximo partido ante el Cádiz el domingo a las 14:00 horas, en un partido en el que Koeman podría hacer muchas variaciones en su alineación... empezando por Griezmann. Al técnico holandés no le ha hecho gracia la decisión de Griezmann de irse a París. Y mucho menos que se sepa. Ya se sabe, el que va a Sevilla pierde la silla. Griezmann tiene todos los números de perder su silla en París en la vuelta y el domingo ante el Cádiz.

Además, el futbolista francés se saltó el horario de confinamiento que rige para los ciudadanos barceloneses, que obliga a permanecer en sus domicilios a partir de las diez de la noche y a no desplazarse fuera de los límites municipales a no ser que exista una causa justificada. E ir a ver a la familia no es una causa justificada ni para los ciudadanos que no cobran 50 millones, ni para él.



"¿Y a ti qué te importa?"

Un reportero le preguntó en el aeropuerto que a dónde iba: "¿Y a ti qué te importa fue la respuesta". Además, educado.  Fueron sus últimas palabras antes de abandonar Barcelona. Antes, a pie de campo, dijo ante las cámaras de Movistar+:

 "Lo intentamos pero fueron superiores y hay poco más que añadir. No es la imagen que queremos dar, por supuesto. Hay que trabajar e intentarlo hasta el último segundo. No ha sido un buen partido. Hay que trabajar y mejorar. Nosotros saldremos allí a ganar. Sabemos que es complicado, pero no iremos a visitar París en la vuelta. Como he dicho, con estos equipos tienes que hacer un partido perfecto y no lo hemos hecho hoy. Hubo un momento en el que estábamos mejor; luego lo estuvieron ellos. Pero es verdad que no nos gusta y es duro que te hagan cuatro en casa, así que a ver qué pasa en el partido de vuelta en París".


Deja tu Comentario