2021-02-21 14:02 FC Barcelona Por: Pedro Riaño

El Barça de Messi no da ni para ganar al Cádiz (1-1)

El Cádiz tiene 51millones de presupuesto y Messi 138 millones de ficha. Algo no se hace bien aquí.



El Barça de Messi, porque este es el Barça de Messi, ha tirado LaLiga ante el Cádiz en el Camp Nou cediendo un empate a uno que le deja prácticamente descabalgado en la lucha por el título, que ahora ya es cosa de los dos equipos madrileños. Messi abrió el marcado de penalti en la primera mitad y lo cerró Alex Fernández también de penalti a dos minutos del final. El Barça, que ya perdió en la primera vuelta en Cádiz, no ha sido capaz de marcarle un gol de jugada al modesto equipo andaluz. El problema no es que el PSG gane en el Camp Nou. El problema es que cualquiera se atreve a humillar al Barça de Messi.

¿Qué hizo Messi en los siete minutos finales de partido? ¡Nada!

Entre el gol del Cádiz y el final del partido quedaban siete minutos. Tiempo suficiente para que el Barça generara una situación de gol que salvara los tres puntos. ¿Y qué hizo Messi en esos siete minutos? Nada. Perder balones. El Barça de Messi no da ni alcanza para ganar al Cádiz. Messi se hunde otra vez en el naufragio, pero lo preocupante es que no se hunde solo, se lleva de la mano a un equipo formado por jugadores de primer nivel. De un nivel, como mínimo, infinitamente superior al de los jugadores del Cádiz. No es de recibo que futbolistas como Griezmann, Dembélé, Pedri, Busquets, De Jong, Piqué o Jordi Alba parezcan tuercebotas impotentes ante el Cádiz.



El Barça de Messi es un Barça looser

Y es que el problema del Barça no es el Cádiz. Cualquiera se atreve a levantar las miserias del Barça en el Camp Nou. Hoy ha sido el Cádiz, pero podría haber sido cualquiera. Este Barça de Messi es un Barça looser, sin alma y sin liderazgo. Nadie tira del carro. En los últimos minutos ha tenido que subir Piqué a situarse como delantero centro porque allí no había nadie con sangre ni ganas para buscar el gol que salvara los tres puntos.

Y a Messi se le tendría que caer la cara de vergüenza. No es que Mbappé le pase la mano por la cara en el Camp Nou. Es que no sirve ni para ganar al Cádiz. El presupuesto del Cádiz es de 51 millones. Con eso paga las nóminas y sobrevive toda una temporada. Con eso a Messi le da para pasar cuatro meses. Es decir, con una tercera parte de lo que cobra Messi el Cádiz entero vive. ¿No es una vergüenza?

D10S no existe: Le han buscado y encontrado, pero él ha fallado

Volvemos a lo de siempre en los últimos meses. Este Barça está construido para vivir de Messi. Está hipotecado por la dependencia hacia Messi. Messi hace y deshace. Messi decide. Messi manda. Y Messi marca el ritmo de los partidos. Y así le va al Barça. Mientras Messi fue D10S, todo controlado, porque cuando partidos como el de hoy se torcían, aparecía el fenómeno con su talento divino y los resolvía. Pero ese Messi ya no existe. Y lo hemos podido ver. Ha probado el disparo hasta en ocho ocasiones, muchas de ellas a un metro del portero. Las ha fallado todas. Aquel Messi infalible y letal ya no existe. 



Y lo malo es que el Barça sigue jugando como si la mejor versión de Messi siguiera vigente. Como si encontrar a Messi desmarcado al borde del área fuera sinónimo de gol y de victoria. Messi ha desperdiciado muchas ocasiones de gol ante el Cádiz. Sus compañeros le han buscado y le han encontrado. Pero él ha fallado. Demasiadas ocasiones falladas para un tipo que cobra 138 millones de euros, que debería ser infalible. Pero Messi contagia a los demás y hoy los ha vuelto a arrastrar al precipicio. Los demás tienen anulado su personalidad porque su función en la vida no es otra que engrandecer al líder que no ejerce como tal porque no tiene nivel para ser líder de nada.

Messi sólo sirve para marcar goles de penalti

De hecho, este Messi sólo sirve para marcar goles de penalti. Para poco más. Le echaremos la culpa a Koeman, al sistema o a las gaviotas que sobrevolaron el Camp Nou. Pero el problema está ahí y ahí seguirá hasta que a final de temporada Messi se vaya con la música a otra parte y el Barça construya desde cero un equipo nuevo y con otra mentalidad en la que el colectivo prive por encima de la sumisión a un ídolo caído que resta más que suma.

Juegan con demasiados complejos. Hay que buscar a Messi, se la tienen que dar a Messi, no pueden hacer un regate si Messi está por ahí cerca, no pueden disparar a puerta porque hay que pasársela a Messi. Eso hace ya tiempo que no funciona y es hora de poner solución. 

¿Qué más tiene que pasar para que nos demos cuenta?

¿Qué más tiene que pasar para que nos demos todos cuenta de que la fórmula Messi es una garantía de fracaso en el Barça? Con un pie fuera de la Copa, con pie y medio fuera de la Champions y ahora casi con los dos pies fuera de LaLiga. El Barça va camino de su segundo año en blanco y, como sucede siempre, a la hora de repartir responsabilidades la culpa es de todos menos de Messi, que pasaba por ahí, como un turista, y vio cómo fracasaban los demás. Es hora de que el que más cobra asuma su parte en este desbarajuste.

Cádiz, 51 millones de presupuesto. Messi, 138 millones de ficha. Que alguien explique esto.

Ficha técnica

FC Barcelona, 1 - Cádiz, 1

FC Barcelona

Ter Stegen; Dest (Mingueza, 79'), Piqué, Lenglet, Jordi Alba; De Jong, Busquets (Pjanic, 65'), Pedri (Trincao, 73'); Dembélé (Riqui Puig, 79'), Messi y Griezmann (Braithwaite, 65').

Cádiz CF

Ledesma, Iza, Marcos Mauro, Fali, Espino, Garrido (José Mari, 57'), Perea (Jonsson, 75'), Salvi Sánchez (Alejo, 63'), Jairo (Alex Fernández, 57'), Sobrino y Negredo (Lozano, 57').

Goles

1-0, Messi (p, 31'). 1-1, Álex Fernández (p, 87').

Árbitro

Martínez Munuera. TA: José Mari, Alejo.

Incidencias

Sin espectadores en una mañana ventosa en el Camp Nou. Se guardó un minuto de silencio en recuerdo a Martí Vergés, exjugador del Barça fallecido esta semana.


Deja tu Comentario