2021-05-02 12:05 FC Barcelona Por: Pedro Riaño

Cristiano Ronaldo y Mourinho encadenan un fracaso detrás de otro

A Mourinho le han echado del Tottenham por sus nefastos resultados. Y Cristiano Ronaldo ha conseguido lo que parecía imposible, que la Juventus no gane la Liga y que quede a 13 puntos del campeón.



A Jose Mourinho le han echado del Tottenham después de una campaña dececpionante, a 24 puntos del líder de la Premier League, el Manchester City de Pep Guardiola, y tras la humillante eliminación en los octavos de final de la Europa League a manos del modesto Dinamo de Zagreb. El portugués pedía el cese a gritos.

Pero si The Special One" se ha convertido en "The Vulgar One" después de haber sido despedido, por el desfase de sus métodos, del Chelsea y del Manchester United, a su paisano Cristiano Ronaldo no le van mejor las cosas.



La Juventus le fichó para ganar la Champions League. No le necesitaba para conquistar el campeonato italiano. Sin él había ganado siete seguidos. Con él logró dos más. Pero este año se ha consumado la debacle, el Inter se ha proclamado hoy campeón de La Lega italiana con cuatro jornadas de adelanto rompiendo así la hegemonía de la Juventus.

El equipo de Cristiano Ronaldo va tercero, a nada menos que 13 puntos del campeón, empatado a puntos con el Milan y con sólo dos de ventaja sobre el Nápoles, que aspira a dejar fuera de la Champions League al equipo juventino, lo que sería un shock de incalculables proporciones para la Vecchia Signora.

A Cristiano Ronaldo, que sigue pensando que merece volver a ganar el Balón de Oro, sólo le queda la esperanza de que el próximo 19 de mayo la Juventus consiga la Copa de Italia en la final ante el Atalanta. Pobre consuelo para un futbolista que llegó a Turín para proporcionarle la Champions League a la Juventus.



Mourinho y Cristiano Ronaldo sólo sirven para encadenar fracasos

Tanto Jose Mourinho como Cristiano Ronaldo son ya leyendas del pasado. En el fútbol actual han dejado de ser competitivos. Sus contínuos fracasos en los últimos años les apartan de la elite de los banquillos y de las estrellas mediáticas.

Cualquier tiempo pasado fue mejor para ellos. No tienen presente ni futuro. Quizá por eso Mourinho sólo interesa ya para comentar lo que hacen otros entrenadores por TV y Cristiano Ronaldo busca desesperadamente algún equipo que le quiera fichar para firmar el último gran contrato de su carrera.

Ninguno de los dos ha sabido retirarse a tiempo y ahora sólo sirven para encadenar fracasos. Uno detrás de otro.


Deja tu Comentario