2021-05-02 21:05 FC Barcelona Por: Pedro Riaño

El Barça sale de Valencia con sensación de campeón (2-3)

El "personaje" arbitral y el "personaje" del VAR se comen dos penaltis en el área del Valencia y dan el primer gol ché con falta previa sobre Ter Stegen. Pero ni así han podido con el Barça.



El Valencia abrió el marcador tras el descanso y, después de lo del Granada, se presentía la debacle blaugrana. Pero 22 minutos mágicos sirvieron para darle la vuelta al partido, Griezmann y Messi en dos ocasiones liquidaron el partido y Soler cerró la cuenta con el 2-3 a través de un zambombazo desde fuera del área.

Olía a sangre. Hasta los comentaristas de Movistar Plus (no uno, ni dos... los tres madridistas) ya se frotaban las manos anunciando el fin de las aspiraciones del Barça en esta Liga, pero tres goles en 22 minutos convirtieron su narración en un funeral que sólo se alegró algo en los compases finales, cuando el Valencia volvió a acercarse en el marcador.



Lo del Granada fue un accidente

Lo cierto es que el Barça sacó adelante un partido difícil y vuelve a presentar su candidatura al título. De hecho, salió de Mestalla con sensaciones de campeón. Koeman dijo que si ganaban los cinco partidos que quedan el Barça sería el ganador del título. Y es que eso es lo más complicado, que el Barça lo gane todo. Lo de que el Madrid pinche ante el Sevilla o ante el Athletic, o en ambos encuentros, entra dentro del guión después de ver a los blancos empatar con Getafe y Betis y sufrir en casa ante el Osasuna hasta el minuto 75.

El Barça de Koeman, el técnico a quien su presidente se niega a confirmar en el cargo, es reconocible. A diferencia del Real Madrid, sabe a lo que juega. Y normalmente le sale bien. Lo de Granada podía ser un accidente o el inicio de una crisis feroz. Parece que fue un accidente. El Barça depende de sí mismo con Atlético y Sevilla y depende de un tropiezo del Real Madrid. Por eso los jugadores del Barça han regresado a la Ciudad Condal sintiéndose campeones. En Valencia se pusieron el mono de trabajo. Querían ganar. Y estos jugadores, cuando quieren, que no es siempre, pueden. Y en Valencia pudieron. La Liga les espera... si no fallan ante el Atlético en la próxima jornada.

El "Vaya personaje" deja al Barça sin entrenador en el banquillo

El "¡Vaya personaje!" ha dejado a Koeman en la grada, pero el Barça ha salido con los mejores y con las ideas muy claras ante un Valencia que no quería la pelota y cuya idea de fútbol pasaba por aguantar atrás y sorprender en el contragolpe.



A los dos minutos el Barça ha lanzado un primer aviso. Jugada de tiralíneas en la que intervienen seis jugadores al primer toque y Pedri la culmina con un disparo que sale lamiendo el poste. A los 11 minutos Cillesen sacaba con mucha suerte un remate a bocajarro de Araujo rematando un centro de falta de Messi. Y en el 39 un balón se pasea por delante de la línea de gol y Pedri no llega a tiempo para colarla en la portería de Cillesen.

No se atreven a disparar sin pedir permiso a Messi

Tres claras ocasiones del Barça y una del Valencia a disparo lejano de Racic que bloca sin problemas Ter Stegen. Y el Barça adoleciendo del mismo problema de siempre, intentando entrar siempre por el centro y todos pidiendo permiso a Messi para chutar. Jordi Alba y De Jong han tenido la oportunidad de probar fortuna con el disparo, pero parece que antes hay que mirar a Messi por si está mejor situado. Y Messi no estaba.

Con los tres centrales el Barça renuncia a un punta. En este caso Dembélé, un jugador capaz de desbordar en el uno contra uno por la banda. Es por ahí por donde ha fallado el Barça en la primera parte. Jordi Alba genera peligro por la izquierda, pero por la derecha se ha echado en falta a Dembélé. Dest puede ser un obrero estupendo y derrochar el físico que haga falta, pero no desborda como un especialista en esta faceta. El Barça concede mucha ventaja al rival saliendo con Dest como extremo, porque no lo es. ¿Por qué no colocar de carrilero a Dembélé o Trincao?

Penalti a Pedri

El partido ha llegado al descanso con empate a cero y la sensación de que LaLiga se estaba escapando. Y, por supuesto, con la colaboración especial del murciano Sánchez Martínez. A los 10 minutos se ha produciudo una patada clara y limpia de Soler al tobillo de Pedri en el minuto 22 dentro del área. Como Pedri no es del Real Madrid, nadie hablará de esa acción. De ser un jugador del Real Madrid, habríamos visto la jugada repetida durante toda la semana. Pero es el Barça, y es lo que hay. Los comentaristas de Movistar, los tres madridistas, ni se han enterado del penalti. Se trata de eso. 

Por eso es normal que Guillamón le arreara luego un patadón a Pedri y no viera tarjeta... y aquí no pasa nada. Luego, eso sí, si le enseñan la tarjeta a Racic por darle un tortazo en la cara a Pedri, "no es suficiente" para los comentaristas que más gustan a Florentino Pérez. El árbitro, en su línea, no ha descontado ni un segundo en la primera parte. Se había atendido a Maxi Gómez, a Pedri y a Jordi Alba, pero Sánchez Martínez, otro "personaje" no ha añadido nada. Lo tenía claro. Hoy tocaba que el partido acabara cuanto antes si el Barça no marcaba.

El madridismo ya descorchaba el champán francés

Tras el descanso el Valencia ha avisado con una ocasión de Guedes y en el minuto 49 Paulista aprovecha que Thierry tira al suelo a Ter Stegen para fusilar el gol a puerta vacía y sin portero. El árbitro da el gol y el VAR, a cuyo mando estaba otro "personajes", Burgos Bengoetxea, se lava las manos. Hay que echarle un cable al Real Madrid y el gol no se puede anular. "La culpa es de Pedri", remató el madridista Álvaro Benito, el de El Chiringuito, por la tele de pago.

El madridismo ya descorchaba erl champán  francés para celebrar un nuevo descalabro del Barça. Y los comentaristas del Movistar no podían ocultar la emoción. El partido de Granada en su segunda parte. Qué alegría más grande. Pero este Barça no estaba dispuesto a darle satisfacción a sus haters. 

El líder De Jong se echa el Barça a la espalda

De Jong se echó el equipo a la espalda (Messi no), y forzó una mano clara de Lato dentro del área desviando la trayectoria del balón. "Yo pensé que le había dado con la cabeza", explicó el narrador madridista Carlos Martínez. Pero no. Ni el personaje arbitral del partido, Sánchez Martínez, ni el personaje del VAR, Burgos Bengoetxea, se atrevieron a negar la evidencia. Se habría notado mucho. Demasiado. Y Messi lanzó el penalti y lo falló. ¿Por qué no lo ejecutó Griezmann? Messi le ha tirado tres mil penaltis en los entrenamientos a su excompañero Cillesen. Hubiera sido más prudente que lo lanzara Griezmann, a quien no conoce de nada. El rechace de Cillesen lo recogió Busquets, luego chutó Pedri y finalmente Messi se hizo perdonar el error garrafal en el lanzamiento de penalti anotando el gol.

Por qué se repite un penalti y el otro no

El penalti debió ser repetido porque Cillesen tenía los dos pies fuera de la línea de gol en el momento del golpeo de Messi. No se repitió porque era el Barça. Ter Stegen le paró un penalti al Atlético en el Metropolitano y el personaje del VAR lo hizo repetir. Estaba en juego una Liga. Por eso se repitió. Hoy en Valencia volvía a estar en juego una Liga, por eso no se repitió el penalti de Messi.

Pero el gol ya había subido al marcador y De Jong, que estaba en todas partes, no tenía suficiente. Por eso le ofreció su cabeza a Jordi Alba en el minuto 62. El balón le llegó medido para rematar a puerta y obligar a Cillesen a realizar un paradón. Pero ahí estaba Griezmann, en estado de gracia, dispuesto a poner orden. Ha venido al Barça a ganar títulos y no quiere que los títulos se los lleve el Atlético. Era el decimosegundo gol de Griezmann en esta Liga. 

Messi no inicia la remontada, pero le pone la guinda

Pero la cosa no acababa ahí. En el minuto 68 iba a llegar el 1-3 que puede dar LaLiga al Barça con un lanzamiento soberbio de Messi, que redondeaba así su actuación distanciándose de todos, también de Benzema, en el pichichi. Lástima que tuviera que ser el 1-3 y no fuera el 0-1, que es lo que se espera del líder de este equipo, que se arremengue y dirija personalmente la remontada. 

Han sido 22 minutos mágicos con sabor a título de Liga. Y pudo llegarse al 1-4 por un nuevo penalti del Valencia que el árbitro y el VAR se han comido. Fue en el minuto 81 cuando Diakhaby golpea el balón con la mano de forma clara desdviando su trayectoria. Nada, sigan, sigan... Y el Valencia ha seguido y lo que debió ser el 1-4 se convirtió en un 2-3 que subió los ánimos al madridismo. Fue un golado de Carlos Soler desde fuera del área. 

El Barça se ha limitado a aguantar el balón y aún ha tenido alguna oportunidad para ampliar el tanteo, pero llegó el final y la sensación de que lo más difícil ya ha pasado. Ahora toca ganar al Atlético y esperar tranquilamente los tropiezos de un Real Madrid que trastabilla y que no ofrece sensaciones ganadoras.

Es posible que esta victoria en Mestalla haya señalado al Barça como campeón. Es posible.

Ficha técnica

Valencia CF, 2 - FC Barcelona, 3

Valencia

Cillessen; Paulista, Guillamón (Christian Oliva, 78'), Lato ( Diakhaby, 64'); Correia, Carlos Soler, Wass, Racic (Gameiro, 78'), Gayà; Maxi Gómez y Guedes.

Barça

Ter Stegen; Araujo, Piqué, Lenglet; Dest (Sergi Roberto, 74'), De Jong, Busquets, Pedri (Ilaix, 74'), Jordi Alba; Messi y Griezmann.

Goles

1-0 M.49 Paulista; 1-1 M.57 Messi; 1-2 M.62 Griezmann; 1-3 M.68 Messi; 2-3 M.83 Carlos Soler.

Árbitro

Sánchez Martínez (Murciano). TA: Racic (34').

Incidencias

Partido de la Jornada 34 disputado en Mestalla a puerta cerrada.


Deja tu Comentario