2021-05-03 19:05 FC Barcelona Por: Pedro Riaño

Messi se los ha llevado a todos a comer un asado en su casa

Se han oído gritos de "campeones, campeones" procedentes de la casa de Messi, en donde se ha producido la conjura para ganar LaLiga.



Las conjuras ya no se hacen en el restaurante del amigo. Leo Messi, por primera vez en su vida, a los 33 años, en su condición de capitán, ha invitado a toda la plantilla, con sus parejas a comer un asado en su casa. Es la mejor manera de exteriorizar que esta plantilla está comprometida con una Liga que está más cerca que nunca.

Sólo falta ganar al Atlético y no fallar en los tres partidos restantes. El resto vendrá solo. Los jugadores del Barça están convencidos de que el Real Madrid pinchará varias veces, ante el Sevilla y en San Mamés, por ejemplo. Al Barça, si no vuelve a fallar, le basta con un empate de los blancos.



El buen ambiente que transmite esta reunión llena de optimismo al barcelonismo. Los títulos nunca llegan sin armonía en el vestuario. Y la ocasión hay que aprovecharla. Es la primera vez que Messi ejerce de capitán fuera del terreno de juego.

Existe tal sintonía entre esta plantilla que las cámaras de Gol han cantado gritos de "campeones, campeones". Nadie duda de que el Real Madrid va a pinchar. Sólo hace falta ahora que los hombres de Koeman y afronten las cuatro finales con mentalidad de campeón. Y parece que en Valencia despertaron.

Algunos medios madridistas han querido sacarle punta al tema por aquello de las medidas de seguridad. Lo de "campeones, campeones" ha escocido. Pero desde el club han aclarado que no existe ningún riesgo ni se ha quebrantado ninguna norma porque la plantilla en bloque forma una burbuja y comen cada día juntos en la Ciutat Esportiva y que en todo momento se respetaron las normas de distancia.



 


Deja tu Comentario