2021-06-08 08:06 FC Barcelona Por: Fede Peris

¡La lista negra! Los diez jugadores que le sobran a Koeman

Entre los diez jugadores que son prescindibles para Koeman no están ni Piqué, ni Busquets ni Jordi Alba.



Ronald Koeman tiene las ideas muy claras después de una temporada de aprendizaje en la que ha podido descubrir el origen de los males del Barça salvando el ejercicio con un título.

Las llegadas del Kun Agüero, Eric García, Emerson Royal, Memphis Depay más un centrocampista que cubrirá la inesperada deserción de Wijnaldum y que podría ser Gundogan refuerzan considerablemente todas las líneas. Además, la inminente recuperación de Ansu Fati permite a Koeman poder elegir entre jugadores de mayor calidad que los que han estado a sus órdenes la última temporada.



El Barça busca la fórmula para fichar a otras dos estrellas del City

Pero para que lleguen los nuevos, el club debe hacer hueco con la salida de hasta diez jugadores que para Ronald Koeman son prescindibles. A ocho de ellos no los quiere para nada en su plantilla. A los otros dos, Griezmann y Dembélé, no les cuestiona por su calidad, sino porque no les quiere en el banquillo, consciente de que entre Ansu Fati, Depay y Agüero coparán los dos puestos que acompañarán a Messi en el once titular de la próxima temporada. Trincao recibirá una nueva oportunidad atendiendo a su juventud y progresión, aunque está condenado a disfrutar de muy pocos minutos.

Los ocho jugadores a los que Koeman quiere perder de vista son el portero Neto; los defensas Umtiti y Junior Firpo; los centrocampistas Pjanic, Sergi Roberto y Riqui Puig; y los delanteros Braithwaite y Coutinho. La papeleteta está ahora en manos de la secretaría técnica, que deberá negociar las rescisiones de contrato de la manera menos gravosa para el club (todos tienen contrato en vigor) y conseguir hacer caja y sacarle un beneficio a las salidas.



Los veteranos seguirán

Griezmann y Dembélé quedan en la recámara. Tendrán menos protagonismo la próxima temporada y son dos jugadores con una alta cotización en el mercado. En el club confían en colocarles en el escaparate y sacar por ambos una cifra aproximada a los 100 millones de euros.

Koeman aceptaría mantenerlos en su plantilla, porque aportarían un plus de calidad, aunque también sabe que podrían ser una bomba de relojería si no disponen de minutos. El caso más urgente para resolver es el de Dembélé, que acaba contrato la próxima temporada y podrá entonces marchar con la carta de libertad sin dejar un euro en caja. Este verano es el momento de venderle.

En esta lista negra no aparecen los veteranos Piqué, Busquets y Jordi Alba. De los tres sólo el primero está dispuesto a facilitar su marcha si el club le confirma que no cuenta con él. Los otros dos se aferran al contrato que tienen firmado y no aceptarán ninguna propuesta de cambiar de aires.


Deja tu Comentario