2021-06-09 08:06 FC Barcelona Por: Fede Peris

Piqué convenció a Laporta y evitó el cese de Koeman

Ahora más que nunca la cabeza del entrenador del Barça depende de los jugadores.



Joan Laporta mantuvo hace unos días una cumbre con Gerard Piqué. Fue durante el periodo de reflexión en el que el futuro de Ronald Koeman estaba en el aire. El presidente quería conocer la versión de los jugadores sobre la pérdida de LaLiga, la continuidad de Koeman y el reajuste salarial en los contratos.

Y Piqué fue rápido y explícito. Como ya hiciera tras el 2-8 de la temporada pasada en Lisboa ante el Bayern, se ofreció para abandonar el Barça si los responsables de club consideraban que de esta manera podía ayudar a mejorar la competitividad de la plantilla.



Con Busquets y Jordi Alba no será tan fácil

Pero Laporta cuenta con los veteranos. Sólo necesita que adapten sus salarios a las nuevas necesidades del club. Y Piqué, que fue renovado por Bartomeu con unas condiciones que según su propia confesión no podía imaginar (23 millones brutos al año), aceptó la rebaja, ampliando los premios por objetivos, sin necesidad de negociar nada. Otra cosa será lo que suceda con Busquets y Jordi Alba. En ambos casos no existe voluntad de rebajar más un contrato que ya rebajaron la pasada temporada.

Colocan a Piqué, Sergi Roberto, Griezmann y Busquets en la rampa de salida

Solucionado el tema de la rebaja salarial, Laporta quiso conocer la opinión de Piqué y del vestuario sobre Koeman antes de decidir si el holandés sigue o no en el Barça. Y Piqué le salvó la cabeza al entrenador, lo que a la vez supone que el futuro de Koeman está ahora más que nunca en manos de los jugadores, que son conscientes de que si el técnico sigue es porque ellos han dado su visto bueno.



La autoridad de Koeman queda cuestionada

La autoridad de Koeman no ha podido ser más cuestionada. El técnico ya sabe que su futuro depende de lo que decidan los jugadores. Laporta ha puenteado a Koeman con los futbolistas confirmando su predisposición al compadreo con las estrellas del equipo. El presidente está más cerca de los jugadores que de su entrenador.

Piqué seguirá en el Barça ocupando una posición en donde existe un problema de exceso de población, con los jóvenes Mingueza y Araújo, la llegada de Eric García y la presencia de los cuestionados Umtiti y Lenglet. 

Piqué y Beckham cocinan la bomba del verano

El central catalán ya contemplaba la posibilidad de que en su reunión con Laporta pudiera surgir la posibilidad de su marcha del club. Y estaba preparado. En las últimas horas ha mantenido contactos con David Beckham para fichar por el Inter de Miami, algo que haría muy feliz a Shakira. Pero esa opción, que sigue viva, tendrá que esperar.

 

 

 


Deja tu Comentario