2021-07-13 19:07 Prensa Merengue Por: Fede Peris

"Cuando gane Messi la Copa América, hablamos". ¿Y ahora qué, Roncero?

La rabia ciega a Tomás Roncero con el triunfo de Messi en la Copa América en el año del nadaplete del Real Madrid y del fracaso estrepitoso de Cristiano Ronaldo.



Tomás Roncero retó a Messi a ganar la Copa América: "Y luego hablamos". Y cuando llega el momento de hablar, Roncero recurre a la intoxicación para desmerecer el éxito del argentino. Fue capaz de echarle porquería al mejor equipo de la historia, el Barça de Guardiola, poniéndole por encima al Real Madrid de las hienas de Mourinho, qué no será capaz de hacer y decir con tal de intoxicar contra Messi y el Barça. Los palmeros de Florentino Pérez sin así.

El triunfo de Leo Messi en la Copa América ha hecho rabiar a Tomás Roncero en el año del nadaplete en fútbol, baloncesto, fútbol femenino y convocatoria de la selección española. Todo en uno. Y como se ha quedado sin argumentos, recurre a Cristiano Ronaldo, cual Primo Zumosol, y sus cinco goles de chirigota en la Eurocopa. Pero resulta muy significativo. Para Roncero Cristiano Ronaldo, que dejó plantado al Real Madrid para prosperar en la Juventus, es el único argumento que le queda para atacar a Messi. Cristiano Ronaldo, que no marcó en la final de la Eurocopa, ni en la semifinal, ni en los cuartos... Poco más o menos como la pobre representación madridista en este torneo.



A falta de Vinicius, Benzemas o Modrics para plantarle cara al argentino, Roncero recurre a un jugador de la Juventus para salvar el honor del Real Madrid del nadaplete y atacar a Messi y al Barça. Muy mal están cuando han de recurrir a un tipo de 36 años, que no es del Real Madrid, ya en pleno declive que fue fichado por la Juventus para ganar la Champions y se queda en los octavos de final y, además, ni gana la Liga, algo que estaba garantizado para la Juve durante los siete años previos a su llegada.

A Roncero, el mismo que exigía a Messi ganar la Copa América en plan reto para luego hablar, le han dicho que felicite a Messi por su triunfo con la selección albiceleste siendo el mejor del torneo en todo. Y esta ha sido su felicitación del mal perdedor y mal deportista, muy en la línea del Mourinho que retiró a sus jugadores del campo para no asistir a la entrega de una Supercopa que el Barça le ganó al Real Madrid:

"Felicito a Angel Di María, que fue el MVP de la final, gran jugador del Real Madrid, que nos ayudó a ganar La Décima. Felicito a De Paul, que fue junto a Di María el mejor de Argentina. Y felicito a Messi, por ser un acompañante, que falló un gol que si lo falla Vinicius abriríamos tres Chiringuitos con él. Y una vez más, acaba una final de la Copa América o del Mundial sin meter un gol con Argentina. Messi no es capaz de meter un gol en una final con Argentina, es una cruz que tiene y se tendrá que retirar sin saber lo que es marcar un  gol en una final, mientras Cristiano ha sido la Bota de Oro de la Eurocopa. Unos son los números uno y otros lo quieren seguir siendo y lo son... cobrando. Nadie gana como Messi. Messi, te felicito, van a echar a medio Barça para que tú juegues en el Barça. Eres un crack. Una Copa del Rey en dos años y te van a dar 300 millones y van a echar a ocho jugadores para que tú sigas ahí y ganes una Copa del Rey de vez en cuando". 



Este es el nivel de los voceros de Florentino Pérez. En el año del nadaplete viven pendientes de Messi y del Barça. Esta es la grandeza de ambos. Sin el Barça y sin Messi no sabrían qué hacer en la vida. Mejor lanzar porquería contra el Barça que hablar de la opinión del ser superior sobre los mitos de la historia del Real Madrid.

 

Semanas atrás decía Tomás Roncero: "Desde que Messi está en la selección, Argentina es una selección perdedora. Messi, gana la Copa América. Te reto. Gánala. Y luego hablamos".

Pues ya la ha ganado. ¿De qué hay que hablar? ¿De que el mejor jugador del torneo no marcó un gol en la final? ¿De que cobra mucho? ¿O quizá de que su amado Cristiano Ronaldo funciona aún menos en las finales?

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de


Deja tu Comentario