2021-07-19 15:07 Fichajes Por: Fede Peris

A Griezmann sólo le queda la puerta abierta del Manchester City

El trueque con Saúl, del Atlético, es imposible y Guardiola mantiene su interés por el francés: el City puede pagar 80 millones por él y mantener su ficha del Barça.



Como hemos informado en MB, el pretendido canje Barça-Atlético intercambiando a Antoine Griezmann y Sául Ñïguez chirría por todas partes. Ahora mismo se trata de una posibilidad imposible. De salir del Barça, que está por ver, Griezmann está más cerca del Manchester City que del Atlético de Madrid.

Por un lado el Barça necesita dinero. Y el Atlético no se lo da. Por otra parte, al FC Barcelona no le hace ninguna ilusión repetir la historia de Luis Suárez para que el Atlético le prive del título de Liga. Y menos gusta todavía que el Atlético, como ya sucede con Suárez, exija que el Barça pague parte de la ficha del jugador francés.



Para acabarlo de arreglar, Griezmann ha anunciado al Atlético que no está dispuesto a renunciar a un solo euro del contrato que tiene firmado con el Barça, algo que el Atlético no acepta. Y Saúl quiere salir ganando cobrando más dinero del que percibe en el Atlético, y eso el Barça no se lo puede prometer. 

Y, finalmente, en el Camp Nou todos son conscientes, empezando por Koeman, de que Saúl no está la nivel de Griezmann, por lo que el truque estaría muy desnivelado. El Barça sale deportivamente perdiendo en la operación porque da más de lo que recibe.

Las dos salidas de Griezmann: o sigue en el Barça o se va al City

En este momento la negocación está en un punto muerto que amenaza con acabar con la operación. Nadie da su brazo a torcer, ninguna de las cuatro partes, y el entendimiento es inviable.



Así las cosas, el FC Barcelona mantiene contactos abiertos con Pep Guardiola, Txiki Begiristain y Ferran Soriano, el staff dirigente del Manchester City, para enviar a Griezmann al Etihad Stadium, sin trueques por medio y con dinero contante y sonante.

Guardiola, como ya ha informado MB, es consciente de que en este momento fichar a Griezmann le permitiría pasar a la historia como el salvador del Barça, ayudándole a reducir 40 millones de su masa salarial, quitándole un suplente de lujo de enmedio (es el segundo mejor pagado de la plantilla, tras Messi) y aportando una cantidad que rondaría los 80 millones, que es justo lo que le falta al Barça para amortizar al jugador y que, de paso, permitiría la inscripción de Messi y el resto de fichajes en la LFP.

Ahora mismo no hay más salida para Griezmann que el Manchester City, un club que está en condiciones de pagar lo que vale y de mantenerle la ficha que percibe en el Barça.

Guardiola ha intentado fichar a Harry Kane, pero el Tottenham se ha cerrado en banda. Luego lo ha probado con Lewandowski, con idéntico resultado. El City necesita un delantero solvente y Griezmann responde a este perfil.


Deja tu Comentario