2021-07-20 05:07 FC Barcelona Por: Fede Peris

Cejuego y Sigma Dos presentan un estudio sobre la percepción del juego en España



La consultora Sigma Dos ha llevado a cabo una encuesta sobre la percepción que tienen los españoles sobre el juego y las apuestas, con resultados que muestran una buena visión de conjunto de los hábitos de juego del aficionado español.

Las principales conclusiones del estudio, que han sido presentadas de la mano del Consejo Empresarial del Juego (CEJUEGO), evidencian que las apuestas deportivas tienen un atractivo reducido para los aficionados al juego. A pesar de la demonización que desde esferas públicas se hace de esta modalidad de juego si la ofrece un operador privado, lo cierto es que sólo el 6% de los casi 1900 encuestados declara hacer apuestas.



Y, lo que es más, ese porcentaje baja hasta el 2% cuando se refiere a los encuestados con más bajos ingresos. En base a estas cifras parece difícil entender la oposición frontal por parte del gobierno de España hacia las empresas de apuestas, que se ha traducido recientemente en medidas muy restrictivas a sus operaciones en el país.

En relación a esto, destaca sobremanera que el 75% de las personas encuestadas por Sigma Dos opina que los operadores públicos - ONCE y Loterías & Apuestas del Estado - tendrían que afrontar las mismas restricciones que las compañías privadas y las nuevas casas de apuestas en España.

Sobre el juego privado, un 68% de encuestados afirma que juega por diversión y por las posibilidades de acertar/ganar, mientras el 30% lo hace por el importe de los premios. Si hablamos del juego público, el 41% de los españoles (encuestados) participa por costumbre o tradición, el 31% por las posibilidades de ganar, y el 30% lo hace atraído por el importe de los premios.



La opción preferida, la lotería

El 73% de los que participaron en la encuesta declara jugar a la lotería y el 62% opina que no deberían cerrarse los locales de juego y apuestas (privados). El porcentaje sube al 64% entre los que creen que, si se producen tales cierres, el juego terminará trasladándose a otros lugares y lo hará de forma ilegal.

El estudio viene a colación del Real Decreto sobre comunicaciones comerciales de las actividades de juego, que fue aprobado el pasado mes de noviembre pero que ha entrado en vigor el 1 de mayo, con el que se restringen la publicidad y acciones de marketing en España a operadores de juego privados; mientras que la ONCE y las loterías públicas se van de rositas.

Los resultados de la encuesta vienen a contradecir uno de los argumentos para la prohibición esgrimidos por el Ministerio de Consumo: el crecimiento de las apuestas entre la población, y particularmente entre los jóvenes. Las respuestas dejan claro que las apuestas son una actividad minoritaria entre los aficionados españoles al juego.

Según los datos más recientes, relativos a 2020, en conjunto el sector del juego - incluyendo tanto a los operadores privados como a la ONCE y Loterías & Apuestas del Estado - da empleo en España a 260.000 personas, siendo 85.000 de ellos empleos directos y el resto indirectos. Además, se trata de un negocio que aporta el 0,83% al PIB nacional y genera casi 1.800 millones de euros en impuestos (anualmente).


Deja tu Comentario