2021-07-23 03:07 FC Barcelona Por: Fede Peris

ANÁLISIS: Pedri, Ansu Fati, Ilaix, Mingueza... ¿Y el Real Madrid?

Kubo se arrepiente de no haber vuelto al Barça, en donde tendría las oportunidades que le ha negado el Real Madrid.



Mientras Florentino Pérez ataca sin piedad e insulta a los mitos de la historia del Real Madrid, no encuentra lugar para la autocrítica, ni se pregunta por qué el Real Madrid no le sirve a la selección española. La gestión de los jóvenes valores la ha suspendido Florentino Pérez sin paliativos.

De hecho, los mismos que se quejaron contra Luis Enrique por no seleccionar a nadie del Real Madrid para la Eurocopa, los mismos que han silenciado los ataques de Florentino Pérez a la historia del club blanco, pasaron por alto que el seleccionador convocó a tres productos de la cantera blanca: Marcos Llorente, Pablo Sarabia y Álvaro Morata.



Es decir, el Real Madrid procuce. Ortra cosa es que quiera aprovechar el talento de sus valores. Florentino Pérez sabrá por qué estos tres jugadores internacionales no están en el Real Madrid y sí en tres equipos punteros del fútbol europeo mientras sus posiciones las ocupan en el Real Madrid mercenarios extranjeros de medio pelo.

Kubo siente envidia de Pedri y Ansu Fati

Se entiende que el japonés Kubo se haya arrepentido mil veces de no haber regresado al Barcelona en lugar de lanzarse a por el dinero fácil que le ofrecía Florentino Pérez. Kubo va dando tumbos y ser apresta a vivir su cuarta cesión en tres años, mientras ve que jugadores más jóvenes que él, como Pedri, Ansu Fati, Ilaix o Mingueza llegan a titulares en el Barça.

Pero Kubo no es un caso único. Odegaard volvió la temporada pasada al Real Madrid como el gran fichaje del verano después de triunfar en su cesión a la Real Sociedad. Harto del ninguneo al que fue sometido por Zidane, exigió que le abrieran la puerta del Bernabéu para respirar aire puro en el Arsenal. Ahora ha vuelto y veremos si Ancelotti tiene paciencia para confiar en él o seguirá contando con los veteranos de siempre en el centro del campo.



Brahim Díaz llegó al Real Madrid procedente del Manchester City siendo un chaval y proclamando su ADN madridista. Brahim ha fichado por dos años por el Milan después de un año de cesión mientras en la plantilla blanca permanecen Vinicius o Rodrygo, que entre los dos costaron 90 millones y que no han demostrado ser mejores que él.

La comparación con el Barça

También presentaron a Reinier como si fuera el nuevo Xavi. Pero tal como llegó de Brasil lo empaquetaron para Alemania y allí está, pudriéndose en el Borussia Dortmund. Florentino quiso españolizar el Real Madrid con jóvenes valores y trajo a futbolistas como Ceballos o Vallejo, que han ido de cesión en cesión. Como Odriozola, otro joven valor de la cantera de la Real Sociedad al que ahora le buscan destino.

Y lo peor es que los jóvenes del Castilla que asoman la cabeza en el primer equipo del Real Madrid, sólo sirven para hacer bonito y que parezca que la cantera sirve para algo. Sólo juegan los minutos de la basura y cuando se acumulan lesionados en la plantilla, pero ninguno ha tenido continuidad en los últimos años.

La comparación con el Barça de Pedri, Ansu Fati, Ilaix o Mingueza es, sencillamente, patética.

 

 


Deja tu Comentario