2021-09-09 17:09 FC Barcelona Por: Fede Peris

¡Lo que faltaba! Movistar amplía su nómina con un comentarista merengón más

El exfutbolista Roberto Carlos se suma a la poblada lista de comentaristas de Movistar cuyos criterios están al servicio del Real Madrid.



Eran pocos y parió la abuela. Con Carlos Martínez, Julio Maldonado, Jorge Valdano y Álvaro Benito no tienen suficiente en Movistar. Para solucionarlo, han ampliado la nómina de comentaristas madridistas con Roberto Carlos, que hasta ahora ejercía esa función en la radical, tendenciosa y parcial tele de Florentino Pérez, Real Madrid TV.

El brasileño ha venido compaginando en estos últimos tiempos su trabajo de embajador del Madrid con el de comentarista de los partidos de la televisión oficial del club blanco. Es decir, un embajador del Real Madrid verá penaltis por todas partes en el área contraria del Real Madrid y no verá nada en la blanca. Tampoco es una novedad en Movistar.



Después de oír a Florentino Pérez en los polémicos audios que su claca de medios serviles han silenciado, no sería de extrañar que su mano oscura estuviera detrás de este fichaje de Movistar. Oyendo a Florentino hablar con desenvoltura de su control y poder sobre los medios de comunicación, cualquier cosa es posible.

De esta forma Roberto Carlos se suma al plantel de madridistas radicales que escudados en su supuesta "neutralidad" intentan hacer pasar por el embudo del criterio madridista a la audiencia, aunque lo único que consiguen es enervar al barcelonismo, harto de tanto servilismo a Florentino Pérez y su club.

El ejemplo de la merengona Amaya Vademoro

En esa nómina está la exbaloncestista Amaya Valdemoro. Desde siempre se tenía a Amaya Valdemoro por una merengona redomada. Por sus comentarios tendenciosos, siempre a favor del Real Madrid y en contra del Barcelona, aunque subliminalmente, intentado ofrecer apariencia de neutralidad, que es lo mónimo que se puede exigir a los comentaristas de un canal que hay que pagar para tener acceso a sus imágenes. ¿O sólo pagan los madridistas?



Pero faltaba una prueba contundente y ésta llegó en la final de la Copa del Rey de 2019 ofrecida por Movistar +. Una imagen que circuló por las redes sociales y generó gran polémica sorprendió a Amaya Valdemoro celebrando como una hooligan una canasta de Llull en el último segundo de partido que sirvió para forzar la prórroga ante el Barcelona, el rival al que siempre hay que batir, o la "mayor panda de ratas de Europa", según el médico del Real Madrid, que no ha sido cesado todavía por Florentino Pérez. 

Ese gesto de rabia contenida celebrando la canasta del madridista sitúa a la pseudocomentarista en el nivel de aficionadilla y la desacredita por completo como profesional de la narración. Los aficionados barcelonistas no merecen pagar para tener que soportar a esta radical madridista sentando cátedra con argumentos que suenan a propaganda merengue. ¿Pedirá disculpas a los aficionados barcelonistas que pagan su sueldo?

Y ahora Roberto Carlos también, que no se pare el show. La madriditis de Movistar no tiene cura y va a más.

 


Deja tu Comentario