2021-09-14 11:09 FC Barcelona Por: Fede Peris

Esto es lo que hay... pero no ha sido un 2-8

El Barça sucumbe ante un Bayern superior sin disparar entre los tres palos en todo el partido.



"Esto es lo que hay". Es la explicación de Ronald Koeman y Gerard Piqué al término del partido. 0-3 a favor del Bayern. Un año y un mes después hemos pasado de un 2-8 con Messi a un 0-3 sin Messi. El Bayern ha sido mejor y ha ganado con autoridad a un Barça que no ha sido capaz de disparar una sola vez entre los tres palos. 

Sin tirar a portería es difícil ganar un partido. El Barça no lo ha hecho. Y ha perdido. Por 0-3, como hace unos años, también con Messi en la época de Tito Vilanova. Este equipo no da para más. Y sin Ansu Fati, Dembéle y Agüero, todavía da para menos. 



Cierto que al Bayern se le puso el partido de cara con un gol de churro gracias a un rebote que dio en Eric García. Pero los alemanes mostraron un empaque que le faltó al Barça. Koeman optó por la prudencia, jugó con tres centrales y pobló el centro del campo con Jordi Alba y Sergi Roberto como carrileros. Se supone que el Barça debía dominar la zona ancha, pero en ningún momento lo consiguió. 

El centro del campo barcelonista no consiguió conectar con Memphis y Luuk De Jong. Al Barça le costaba sacar la pelota con criterio. Pedri, Frenkie De Jong y Busquets se estrellaban contra el muro alemán. Y a cambio, el Bayern trenzaba jugadas rápidas y se plantaban sin oposición ante la portería de Ter Stegen. La presión del Barça no funcionaba. Avisaron varias veces hasta que llegó el primer gol en el minuto 33 obra de Thomas Muller aprovechando que el balón tocó en Eric García descolocando a Ter Stegen.

Era el justo premio a lo visto sobre el terreno de juego. Y el Barça, lejos de reaccionar, mantuvo el tono de respeto excesivo ante un rival encarnando el papel de equipo pequeño asustado ante lo que se le viene encima. A partir de aquí dio la sensación de que el Barça se conformaba con el 0-1 como mal menor. 



Los tres señalados por Koeman

Los alemanes jugaban con autoridad y sin forzar la máquina. En el Barça, muchos fallos individuales y poca idea de juego colectivo. Koeman intentó buscar soluciones cuando en el 55 Lewandowski puso el 0-2 en el marcador. Y señaló a tres jugadores a los que la afición tiene enfilados: Sergi Roberto, Busquets y Jordi Alba. Especialmente sonora fue la bronca a Sergi Roberto cuando abandonaba el campo.

Y Koeman vendió su alma a los jóvenes: Gavi, Yusuf Demir, MIngueza, Baldé y...¡Coutinho! Sí, sí. Coutinho. El brasileño, que volvía tras la lesión, estuvo 34 minutos en el campo y vivió en ese tiempo uno de sus mejores partidos como jugador del Barça. 

El pasotismo de los veteranos dejó pasó a la garra de los jóvenes. Gavi se llevó la ovación de la noche del Camp Nou por morder a sus rivales. Yusuf Demir le dio otro nervio al ataque y Baldé entró por la banda como no había hecho antes Jordi Alba. Koeman y público (más de 39.000 personas) dictaron sentencia. Hoy ha habido otra foto del fracaso, como en París, Roma, Anfield, Lisboa y Granada. En ella esta vez no aparecía Messi. Pero siguen presentes Jordi Alba, Busquets y Sergi Roberto.

Quizá haya llegado el momento de aplicar un relevo generacional a este equipo. Con los veteranos no alcanza, como diría Messi. Los jóvenes, al menos, le ponen garra. Los puristas han puesto el grito en el cielo porque Koeman se aparta del cruyffismo jugando con tres centrales y dos puntas. Pero Koeman hoy sólo disponía de tres delanteros y necesitaba a uno como revulsivo. Y lo ha sido, De Yusuf Demir puede esperarse mucho. Hoy ha sido de lo mejor del Barça.

Pero no es admisible que el Barça acabe un partido sin tirar a puerta. Se llame como se llame el rival. Ahora viene el tiro al blanco contra Koeman, cuyo enfrentamiento con Laporta alguna consecuencia habrá tenido en la plantilla. Ahora se alzarán voces pidiendo el relevo y reclamando al hijo de Johan Cruyff en su puesto. Pero Koeman no tiene la culpa de la plantilla que han puesto en sus manos y tampoco de que no pueda contar con Ansu Fati, Dembélé y Agüero en este inicio de temporada.

Seguramente, con la incoporación de los tres, el Barça de final de temporada será muy distinto al actual. Pero conociendo a Laporta, Koeman tiene poco futuro en el Barça. Y más después de sacar a calentar a Riqui Puig para negarle después su entrada en el campo.

Esto es lo que hay. Y no ha sido un 2-8. Estas cosas pasaban con Messi. Algo se ha ganado.

 

Ficha técnica

Barça, 0 - Bayern Múnich, 3

FC Barcelona

Ter Stegen, Sergi Roberto (Demir, 59'), Araujo, Eric Garcia (Mingueza, 66'), Piqué, Alba (Balde, 73'), Busquets (Gavi, 59'), F. De Jong, Pedri, Memphis y L. De Jong (Coutinho, 66')

Bayern de Múnich

Neuer, Pavard (Lucas Hernández, 66'), Upamecano, Süle (Stanisic, 81'), Devies, Kimmich, Goretzka, Sané (Coman, 81'), Müller (Sabitzer, 81'), Musiala (Gnabry, 69') y Lewandowski

Goles

0-1, Müller (33'); 0-2, Lewandowski (55'); 0-3, Lewandowski (85')

Árbitro

Michel Oliver (Inglaterra) TA: GAvi (82') Kimmich (6'), Upamecano (77')

Incidencias

Camp Nou, 39.737 espectadores


Deja tu Comentario