2021-09-16 12:09 FC Barcelona Por: Fede Peris

Contacto con Xavi Hernández: Jordi Cruyff sólo será un parche temporal

Xavi Hernández pone tres condiciones para hacerse cargo de la plantilla del FC Barcelona.



Desde el club han confirmado a MB la información que hemos ofrecido sobre el futuro de Koeman en el Barça. Hay ultimátum. Los próximos partidos ante Granada, Cádiz, Levante y Benfica marcarán el futuro de Koeman. Y por si el técnico neerlandés no es capaz de remontar el vuelo, el club se ha puesto manos a la obra en su relevo. Ya ha habido contacto con Xavi Hernández.

¡Ultimátum a Koeman! La sombra de Jordi Cruyff vuela sobre el Camp Nou



Jordi Cruyff, el comodín de Laporta, acepta el reto, por contrato, de tomar las riendas del equipo blaugrana si finalmente los resultados no se arreglan y Koeman es cesado en tres semanas.

Pero el hijo de Cruyff sólo permanecería en el banquillo temporalmente, como solución-parche, a la espera de la llegada del verdadero sustituto de Ronald Koeman, que no es otro que Xavi Hernández.

Aunque Laporta y Xavi no acabaron bien como consecuencia de las tensiones que se generaron durante la campaña electoral, el presidente blaugrana ha contactado con él para volver a ofrecerle el banquillo del Camp Nou.



El club descarta otro tipo de entrenador con más nombre y prestigio como Jürgen Klopp o Erik Ten Hag. Laporta está firmemente decidido a repetir la apuesta que en su momento le funcionó con Guardiola. Un hombre de la casa como Xavi Hernández estaría sobradamente capacitado para salir triunfador del reto.

Las tres condiciones de Xavi Hernández

Y en el primer contacto que se ha producido entre ambos, Xavi Hernández ha puesto las cartas sobre la mesa imponiendo tres condiciones. 

La primera pasa por concluir la temporada con el Al-Sadd de Qatar y postergar su llegada al Barça al próximo verano, una condición de fácil cumplimiento porque en caso de cese de Koeman la temporada la acabaría Jordi Cruyff a la espera de su incorporación.

La segunda es que deseda un contrato de larga duración que incluya paciencia y plenos poderes para tomar decisiones, por dolorosas que sean.

Y la tercera pasa por una limpieza en el vestuario. Quiere mucho a Piqué, Busquets, Sergi Roberto y Jordi Alba, pero no quiere en su plantilla jugadores que antes hayan sido compañeros. Él considera que eso supondría una tentación para el compadreo.

La presencia de Messi en la plantilla fue uno de los impedimentos que esgrimió Xavi hace un año para descartar la oferta del Barça. Ahora exige el sacrificio de las vacas sagradas, que precisamente están siendo muy cuestionadas en las últimas horas.

El problema para Laporta es que todos están renovados con los aplazamientos del cobro de sus contratos.

Pero la intención del presidente es cumplir todas las condiciones de Xavi con el fin de intentar repetir la experiencia que tanto éxito le proporcionó con Guardiola.

 


Deja tu Comentario