2021-09-16 12:09 FC Barcelona Por: Fede Peris

¡Ultimátum a Koeman! La sombra de Jordi Cruyff vuela sobre el Camp Nou

Hubo reunión de urgencia en el Camp Nou hasta las dos de la madrugada. Laporta, Yuste y Alemany decidieron un ultimátum de tres partidos a Ronald Koeman.



Anoche hubo reunión de urgencia del gabinete de crisis del FC Barcelona a las once de la noche en el mismo Camp Nou tras el 0-3 ante el Bayern Múnich. Joan Laporta y sus hombres de confianza, Rafael Yuste y Mateu Alemany, analizaron la situación tras el descalabro ante el equipo alemán. Y hablaron largo y tendido hasta las dos de la madrugada. Las críticas a Koeman fueron el centro de la conversación.

Joan Laporta ya ha lanzado serios avisos a ese entrenador del que dice que cuenta con su confianza y a quien asegura que la seguirá teniendo en los momentos difíciles. Ha llegado el primer "momento difícil" y Koeman ya tiene un pie fuera del Barça. 



No gustaron ni el juego del Barça ni el resultado. Ni el fondo ni la forma. Y fundamentalmente a Laporta le sentó a cuerno quemado el 3-5-2 que empleó anoche el técnico holandés para suicidarse ante un Bayern superior. Eso de jugar con dos puntas y de alejarse de los principios fundamentales de Cruyff no le gusta a Laporta. Como tampoco le gustó que el técnico sacara a calentar a Riqui Rubio y finalmente no lo pusiera en juego.

Lo que no le gustó a Laporta del Barça-Bayern

El problema del Barça es que ni siquiera llegó a ser competitivo ante el Bayern. Laporta considera que esta plantilla, a pesar de los lesionados, da para mucho más de lo que se vio anoche sobre el césped y las dudas sobre la capacidad del técnico para enderezar la nave empiezan a ser abrumadoras.

Anoche no se tomaron decisiones drásticas en el Camp Nou, pero sí se acordó imponerle un ultimátum de tres partidos a Koeman. Laporta no está dispuesto a perder la temporada y quiere frenar esta deriva perdedora que se extiende también a las secciones (este fin de semana se perdieron las Supercopas de baloncesto y hockey). Y espera que en las tres próximas jornadas el equipo cambie su imagen y sea competitivo.



No gustó nada el detalle de que el Barça no tirara a puerta ni una sola vez. Un hecho que no ha ocurrido jamás en las historia blaugrana de la Champions League. Ni el 3-5-2 ni el vacile a Riqui Puig que Laporta se lo ha tomado en primera persona, como si la víctima fuera él.

Laporta le ha lanzado a Koeman varios avisos a través de sus peones útiles. Pero Koeman no reacciona y se mantiene fiel a la teoría de "esto es lo que hay", una frase que saca de quicio al presidente y que anoche pronunciaron el técnico y Gerard Piqué, el jugador con más peso. 

El Barça empieza a trabajar en el recambio de Ronald Koeman. Y el nombre de Jordi Cruyff, el hijo de Johan Cruyff, empieza a cobrar fuerza. Laporta lo presentó como un "comodín" que sirve para todo. También para sentarse en el banquillo, aunque su experiencia sea mínima y con equipos de tercera fila. Pero Laporta sabe que con él el Barça jugará con un 4-3-3 y Riqui Puig será titular indiscutible.

Anoche en la Cadena Ser ya hablaban de Ronald Koeman como de un "cadáver deportivo". No iban desencaminados.


Deja tu Comentario