2021-10-11 13:10 FC Barcelona Por: Fede Peris

Ni Benzema, ni Mbappé: Busquets, MVP de la Nations League. ¡Y le querían jubilar!

El juego de España da la razón a Luis Enrique en su apuesta por Busquets.



Uno de los argumentos que utiliza la artillería mediática de Florentino para desprestigiar a una selección española sin madridistas es que Sergio Busquets está acabado y ya no está para estos trotes.

El propio Busquets se encargó en los dos partidos de la Final Four de la Nations League de cerrar la boca a los charlatanes desbocados. Su actuación ante Italia y Francia seguramente no convenció al aparato de propaganda de Florentino Pérez, pero sí al resto del mundo mundial. La UEFA acordó que el mejor futbolista del torneo había sido Sergio Busquets.



A un paso del triplete

Para Busquets la derrota contra Francia y el árbitro supuso un golpe muy duro, porque estaba a un paso de convertirse en el único futbolista capaz de levantar los trofeos del Mundial, la Eurocopa y la Nations League. Estuvo muy cerca, pero el árbitro lo impidió. 

Busquets no sólo no se intimidó ante Pogba y el resto de figuras francesas, sino que les dio una lección de fútbol, moviendo a España y generando juego profundo y fluido mientras cortaba los avances galos. 

Muy bien debió hacerlo para que la UEFA le nombrara MVP del torneo, precisamente porque ni la UEFA ni France Football se han mostrado jamás amables con él. Ni en sus mejores tiempos llegó a estar nominado para el Balón de Oro, privilegio que puede obtener cualquiera, especialmente si es francés.



Busquets tiene 33 años. Es más joven que Sergio Ramos, Messi o Piqué, por poner tres ejemplos, y aún le queda cuerda para rato. Ya suma 131 internacionalidades, las mismas que Andrés Iniesta. Y va a por su otro amigo Xavi Hernández, que se quedó en 133. Más lejos tiene en el horizonte a Iker Casillas (167) y Sergio Ramos (180).

Sustituye a Sergio Ramos como referencia de la selección 

Busquets se ha convertido en la referencia de la selección española, en el nuevo líder desde la desaparición de Sergio Ramos, en el faro que guía a la nueva selección de Luis Enrique formada en su mayoría por jóvenes futbolistas con ganas de comerse el mundo, como en el caso de Gavi, que encuentran en su capitán las respuestas a sus dudas sobre el terreno de juego.

Luis Enrique encuentra en Busquets claridad en la creación del juego. Y la nueva España fundamenta su juego en el criterio del barcelonista. De momento no le va mal. Con Busquets, con Gavi y con Eric García. Mal que les pese a muchos.

 

 


Deja tu Comentario