2021-10-24 16:10 Especial Clásico Por: Fede Peris

El Barça tira El Clásico víctima de sus propios errores (1-2)

El colegiado Sánchez Martínez se sacó el sambenito de antimadridista negándose a ver nada en el área del Real Madrid, en donde se produjeron dos penaltis.



El Barça se deshace. Ha perdido El Clásico en el Camp Nou ante el Real Madrid, pero lo peor ha sido la imagen de impotencia que ha ofrecido. El Real Madrid se ha puesto por delante con un gol de Alaba en la primera parte. Lucas Vázquez ha metido la puntilla y el gol postrero del Kun Agüero sólo ha servido para maquillar el resultado.

Pero el Barça hoy, ante  86.422 espectadores (con mucho merengue infiltrado), ha mostrado sus carencias tal cual. Y son muchas. Suerte que el Real Madrid no es el Bayern Múnich, porque le podrían haber caído ocho otra vez.



Los jugadores del Barça que no están a su nivel

La cosa empieza por Ter Stegen, que ya no para lo imparable, como sucedía años atrás. La defensa es de chiste. Un coladero. El centro del campo no presiona y hasta Frenkie De Jong parece un futbolista vulgar ahí metido. Y delante, Memphis se va desinflando a medida que avanzan los partidos, Ansu Fati no puede hacer milagros y Dest... Dest, el extremo Dest, tuvo en sus botas el 1-0 que podría haber cambiado el signo del partido, pero con toda la portería para él envió el balón a las nubes.

Y el Madrid respondió al favor con el gol de Alaba, que se limitó a aprovechar un descontrol más de la zaga barcelonista. El equipo blanco ha hecho bien poco, pero se veía a sus jugadores mejor colocados en el campo y con las ideas más claras de lo que debían hacer. 

Coutinho maquilla la imagen del Barça

El Barça se fue al descanso con 0-1 en el marcador. Koeman sacó a Coutinho en lugar de Mingueza para que Dest jugara en su verdadera posición de lateral derecho. Si Dest tiene que solucionar los problemas de ataque del Barça por la derecha es que hay algo aquí que no funciona. 



La cuestión es que con Coutinho en el campo pareció que el Barça cambiaba de cara, pero poca ayuda recibía de Ansu Fati y Memphis, muy espesos los dos. Sólo al final, cuando Ansu Fati dejó su plaza al Kun Agüero pareció mejorar el juego blaugrana, aunque llegó el tanto de Lucas Vázquez, que sentenciaba el partido y a última hora, casi con el control cerrado el Barça recortaba distancias a través del Kun Agüero, que en este equipo parece destinado a tener más protagonismo que el que inicialmente se le había asignado: revulsivo en los últimos minutos.

¿Se habrá divertido Piqué?

El Clásico ha dejado detalles como el de Piqué subiendo a rematar para no bajar a defender en la jugada posterior. Dijo Piqué en una entrevista previa al Clásico que nos íbamos a divertir con el Barça-Real Madrid. Lo que no dijo es que quienes se han divertido han sido los madridistas a su costa.

Sánchez Martínez, el que estaba en el VAR en el agarrón de Lenglet a Ramos

El árbitro, Sánchez Martínez, se ha sumado a la fiesta blanca sucumbiendo al bombardeo orquestado de los medios de Florentino Pérez alertando sobre su pasado antimadridista. Ha querido dejar tan claro que de lo de antimadridista nada, que se ha comido dos claros penaltis en el área del Real Madrid. Especialmente el agarrón de Lucas Vázquez a Mempjhis que vio todo el estadio menos él. 

Tampoco vio unas manos de Kroos en un  salto con Lenglet. Este es el mismo árbitro que estaba en el VAR en el clásico del pasado año y que vio con una claridad absoluta y bajo sospecha el polémico agarrón de Lenglet a Sergio Ramos, aquel que decidió el Clásico, cuando señaló penalti por un agarrón a la camiseta del jugador madridista hacia la derecha, pese a que el entonces capitán blanco se lanzó hacia la izquierda con doble tirabuzón y salto mortal incluido. Aquel árbitro que sibilino para ver penaltis a favor del Real Madrid hoy no ha querido ver nada en el área blanca. Y luego resulta es que es antimadridista. La prensa de Florentino acongoja, y mucho. Lo sabe bien Sánchez Martínez.

Esta vez al menos el Barça chutó a puerta y dispuso de oportunidades. Pero también el Real Madrid, que incomprensible dejó de marcar en una jugada de Vinicius solo ante Ter Stegen. Se puso a regatear y acabó regateándose a sí mismo, emborrachcándose de balón, cuando lo fácil era marcar. Este chico tiene un problema serio con el gol. Y luego, en la segunda mitad, un centro de Vinicius no sirvió para que Benzema primero y Valverde después fueran capaces de encontrar el camino del gol. Flojito Vinicius y flojo Benzema. Para ser Balón de Oro hace falta bastante más de lo que ha mostrado hoy en el Camp Nou.

FC BARCELONA

Ter Stegen, Mingueza (Coutinho, 46'), Piqué, Èric Garcia, Jordi Alba, Busquets, De Jong (Sergi Roberto, 77'), Gavi (Luuk de Jong, 84'), Dest, Ansu Fati (Kun Agüero, 73') y Memphis.

REAL MADRID

Courtois, Lucas Vázquez, Militao, Alaba, Mendy, Casemiro, Modric, Kroos, Rodrygo (Valverde, 71' (Carvajal, 90')), Vinicius (Asensio, 87') y Benzema.

ÁRBITRO

José María Sánchez Martínez (colegio murciano). T.A.: Piqué (58')/Mendy (80').

GOLES

0-1, Alaba (33'). 0-2, Lucas Vázquez (93').

CAMPO

Camp Nou: 86.422 espectadores.


Deja tu Comentario